Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

https://rec-end.elnuevodia.com/images/tn/0/268/2000/1264/900/447/2015/01/23/policia.jpg
El funcionario explicó que la agente tiene derecho a solicitar una vista administrativa dentro de un período de 10 días laborables a partir de la notificación de la suspensión. (GFR Media)

El superintendente de la Policía, José L. Caldero López, suspendió este viernes sumariamente de empleo a la agente, por alegada conducta inmoral luego de que se comprobara que es la mujer que aparece en imágenes explícitamente sexuales en un lugar que asemeja ser un cuartel y que fueron difundidas a través de internet.

El Negociado de Asuntos Internos comenzó a investigar el jueves la divulgación de las fotos sexuales a través de redes sociales donde aparece la agente adscrita a la Unidad Motorizada del área de Carolina en posiciones eróticas y masturbándose. La agente lleva 16 años en la Uniformada y de acuerdo al presidente del Frente Unido de Policías Organizados (FUPO), Diego Figueroa, organización que asumió su representación, la mujer nunca consintió que esas fotos se hicieran públicas.

“En la tarde de hoy se le notificó una suspensión sumaria de empleo a la agente involucrada en unas fotos y actos que laceran el buen nombre de la Policía de Puerto Rico”, expresó Caldero López en declaraciones escritas.

El funcionario explicó que la agente tiene derecho a solicitar una vista administrativa dentro de un período de 10 días laborables a partir de la notificación de la suspensión.

Caldero expresó que no hará otras expresiones sobre la investigación, que es de carácter confidencial, según lo dispone el Reglamento de Querellas hasta que culmine la pesquisa.

Caldero López no descartó el jueves que haya otros policías involucrados. Como parte de la pesquisa, este medio supo que será entrevistado un agente asignado a una unidad especializada del área oeste quien se alega sostuvo una relación extramarital con la mujer policía y sería a quien fueron enviadas las fotos de forma privada. También se le tomó una declaración a un teniente y un sargento, que serían los supervisores de la agente.

Según lo establece el protocolo en estos casos, la oficial fue desarmada.

Las fotos fueron tomadas en el mes de junio del año pasado y al momento, no se ha informado cómo fueron compartidas y quién o quiénes las compartieron sin consentimiento de la agente.

Inicialmente, la División de Crímenes Cibernéticos de la Superintendencia Auxiliar de Investigación Criminal fue la que inició la pesquisa tras la publicación de las fotografías digitales. Alrededor de más de docena de fotos fueron levantadas como evidencia, previo a la radicación de la querella, al igual que los datos esenciales para establecer el origen de la publicación de las imágenes.

Más temprano este viernes, el presidente de FUPO defendió la integridad de la agente y expresó que esas fotos estaban dirigidas a un miembro de la Uniformada con quien tenía una relación sentimental y quien, alegadamente, se habría aprovechado de la circunstancia.

“Es una magnífica policía. Es una cuestión privada, es una cuestión de un corazón enamorado. Hay mucha gente que abusa de los corazones de las mujeres. Por ser policía no quiere decir que no tenga un corazón y que ame. Y ella por amor produce una situación para un individuo y ese individuo abusa de la confianza”, explicó Figueroa en entrevista con Noticentro de Wapa TV.

Pero Figueroa fue más allá y responsabilizó al agente, a quien no identificó, por compartir las fotografías en las redes sociales.

“Si se cree hombre, que cogió y enamoró una mujer y obtuvo de ella un vídeo para satisfacción física de él y después lo llevó a las redes, pues mire, que responda como hombre por lo que ha hecho. Porque lo que ha hecho es destrozar una vida, destrozar un hogar y destrozar una familia. Eso es un charlatán. Eso es lo que es, un charlatán. Eso no es policía, es un charlatán”, sentenció Figueroa en la entrevista televisiva.

Este medio constató que en el Cuartel General de la Policía y en otras dependencias del cuerpo de seguridad han circulado las fotografías de la agente –en las que en ocasiones solo está cubierta por la camisa de su uniforme o arropada con una bandera de los Estados Unidos-, así como composiciones de las imágenes montada sobre un vídeo con un fondo musical, las cuales se pasaban agentes y empleados de la Policía por medio de celulares.

En septiembre del año pasado fueron expulsados de la Policía los agentes José Meléndez Meléndez y Tatiana Prats Morales, a raíz de los resultados de una investigación administrativa sobre la difusión de un vídeo de contenido sexual grabado en el Palacio Rojo de La Fortaleza. La mujer policía indicó que no sabía que le habían tomado el vídeo el cual dijo fue maliciosamente circulado a través de una aplicación móvil.


💬Ver 0 comentarios