Ciudadanos detuvieron el tránsito en la intersección de la PR 343 y la PR 2 frente a Mayagüez Mall exigiendo la renuncia del gobernador.

Mayagüez - Roberto Menéndez nunca había participado de una protesta… hasta el lunes.

Vestido de negro y con la misma indignación de miles de puertorriqueños, sacó el día para unirse a la manifestación que se organizó frente al centro comercial Mayagüez Mall como parte del reclamo nacional que exige la renuncia de Ricardo Rosselló Nevares a la silla de gobernador de Puerto Rico. 

“Estar aquí va más allá de ideales políticos. Y si estar aquí me hace nacionalista, pues desde hoy soy nacionalista”, sostuvo Menéndez al conversar con Primera Hora.

Menéndez, quien vivía en Texas cuando el huracán María causó daños extensos en la Isla, narró lo doloroso que fue ver cómo sus seres queridos atravesaron por momentos muy difíciles  durante la emergencia, mientras los líderes del gobierno permanecían enajenados al dolor de todo un país.

“Murieron en este país más de 4,000 personas a consecuencia del huracán María; mi familia pasó necesidad; la mujer que yo amo y su hijo pasaron necesidad y mi mamá pasó necesidad. Y este individuo, con sus panas, claque de blanquitos, se burlaron de nuestro pueblo encerrados en el Centro de Convenciones, teniendo una vida de pachá”, expresó.

“Por eso estoy aquí, en memoria de los más de 4,000 personas que murieron y escondieron, en representación de los que capturaban los rollos de papel mientras Ricky le lamía las botas a (el presidente de los Estados Unidos, Donald) Trump y estoy aquí por la vergüenza del pueblo”, añadió indignado. 

La principal congregación de la zona Oeste se llevó a Cabo en Mayagüez, específicamente en la Carretera PR-2 a la altura del puente peatonal frente al Mayagüez Mall.

Los manifestantes comenzaron a llegar al punto de encuentro cerca de las 5:30 a.m. A las 6:00 de la mañana en punto, comenzaron a manifestarse. Bajo la observación de la policía estatal llenaron los carriles que discurren hacia Mayagüez, pero cerca de una hora después, se apoderaron de la vía contraria para acaparar toda la PR-2.

“Es importante que la gente entienda que los paros son a nivel nacional, no solamente en el área metropolitana. Hay que paralizar el país y dejar claro que somos muchos más los que queremos el cambio y no somos minoría”, sostuvo Christian Santiago, miembro del comité organizador multisectorial El Oeste Pide la Renuncia.

“Sentimos el llamado para manifestar nuestra indignación. Ahora mismo estamos viendo un pueblo que se está despertando y viendo cómo podemos usar la herramienta de la protesta para dirigir nuestro futuro”, sostuvo, por su parte, Brittany Ubiña, una de las asistentes.

Desde Mayagüez también salieron cuatro autobuses con manifestantes que se dirigían a San Juan para unirse al paro principal que se llevó a cabo a lo largo del expreso Las Américas.

“Entre nosotros hay estudiantes, maestros y trabajadores que vamos para San Juan. Es importante porque hemos vivido muchas cosas. Después de María se sufrió mucho en esta área y la UPR también ha pasado dificultades. El mensaje es claro: todos hemos sufrido y todos hemos vivido las injusticias”, sostuvo Wendalyn Hernández, representante estudiantil dentro de la Junta Universitaria del Recinto de Mayagüez de la Universidad de Puerto Rico.

“Queremos que Ricardo Rosselló renuncie porque un perdón no es suficiente. Tiene que asumir las consecuencias y eso va más allá del partido. Queremos su renuncia absoluta”, agregó.

Pero, la Sultana del Oeste no fue el único lugar donde se llevaron a cabo expresiones de repudio a la permanencia de Rosselló en La Fortaleza

En Aguada también se reunieron cientos de personas en un reclamo al unísono por la salida de Ricky del poder.

Allí, incluso, se suscitó un pequeño incidente cuando un auto que pasaba por el lugar de la congregación, en la misma carretera PR-2 se detuvo y, supuestamente, de su interior comenzaron a increparle a los manifestantes. La acción provocó la ira de algunos de los que protestaban en el lugar, pero el incidente no pasó a mayores.

“Fue una señora que insultó a los que estábamos allí, pero afortunadamente la Policía intervino y le pidió a la señora que se fuera del lugar. El resto de la manifestación fue pacífica y bien concurrida”, expresó Ángel Ortiz, uno de los organizadores de la actividad.

Una tercera manifestación fue convocada para celebrarse en el puente antiguo a la entrada del pueblo de Añasco.

Mientras, la protesta en Mayagüez se extendió hasta horas de la tarde. Como parte de las expresiones que se llevaron a cabo en el lugar, los manifestantes escribieron sobre la vía pública mensajes que leían “Ricky Renuncia” y “No a la Colonia”, entre otros, así como presentaciones artísticas que incluyeron zanqueros, artistas callejeros u música de bomba y plena, entre otros. 

La actividad se llevó a cabo horas después que el gobernador anunciara, mediante un mensaje en su página de Facebook, su renuncia a la presidencia del Partido Nuevo Progresista y a sus aspiraciones de reelección en el 2020, al tiempo que se aferraba a su puesto como gobernador.

“El mensaje del gobernador de ayer (domingo) simplemente fue gasolina para que los manifestantes sigan al pie de lucha. Fue un error completamente no haber renunciado ayer. El pueblo no quiere que renuncie a su partido; el pueblo quiere que renuncie a la silla a la cual fue elegido y que no está cumpliendo, ni siquiera con las promesas programáticas de su partido”, sentenció Santiago.


💬Ver 0 comentarios