Las autoridades no encontraron vídeos en el negocio porque el equipo de cámaras de seguridad supuestamente no está grabando, sino que se usa solamente para monitorear los alrededores. (GFR Media)

Mathew E. Stapula, uno de los hombres que murió ayer en una balacera frente a un negocio de bailarinas exóticas en Santurce, se suponía que volara esta mañana un avión con pasajeros a Filadelfia.

El residente de Carolina del Norte se había hospedado en un hotel de San Juan hasta su próximo vuelo.

Pero el piloto comercial no llegó al avión de American Airlines, que debía pilotar a las 6:19 a.m. de hoy, desde el aeropuerto internacional Luis Muñoz Marín.

Stapula murió en la madrugada de ayer, domingo, como víctima inocente de un altercado que nada tenía que ver con él.

Fumaba un cigarrillo frente a la discoteca Disctrict, cuando un sujeto y tres guardias de seguridad privada intercambiaron disparos en medio de una alegada discusión.

"Era un piloto de American Airlines. Ya se le comunicó al equipo de vuelo de él y están haciendo las gestiones con la familia de él para el proceso con Ciencias Forenses", explicó el teniente Ángel Martínez, director de la División de Homicidios del Cuerpo de Investigación de San Juan.

"Pudimos saber que era él, porque tenía todas las identificaciones con él", agregó.

Por su parte, la portavoz de prensa de la compañía Aerostar, Damrisse Martínez, confirmó que Stapula estaba programado para ser el piloto del vuelo de San Juan a Filadelfia esta mañana.

American Airlines envió a la isla una nueva tripulación que se hará cargo del vuelo, que debería salir a eso de las 2:00 p.m.

Mientras, el teniente Martínez destacó que Stapula "no tenía nada que ver con lo que pasó allí. Él solamente estaba por allí fumando un cigarrillo".

"No hay vídeos"

En cambio, los investigadores pasarán más trabajo en la pesquisa para corroborar las alegaciones de que los guardias de seguridad actuaron en defensa propia porque no encontraron vídeos dentro del negocio de bailarinas exóticas.

"No hay vídeos. Llevamos a los técnicos. Se ocuparon dos DVR (consolas de las cámaras de seguridad). Los dueños fueron bien accesibles. Se verificaron los equipos, pero no están grabando. Ellos solamente lo usan para monitorear en el vivo lo que está pasando", dijo Martínez.

"La investigación dependerá de lo que diga la evidencia recopilada allí y de las entrevistas que se hagan", agregó. "Ellos (los guardias de seguridad) alegan legítima defensa".

De acuerdo con la versión preliminar obtenida por la Policía, un hombre, identificado como Rubén Alemán Hernández, de 36 años y vecino de Carolina, salió a buscar dinero en el carro para pagar una cuenta de unos $800, pero que regresó "errático", incluso manejando en contra del tránsito.

Tras entregar su tarjeta de crédito, surgió una discusión con el mesero y luego el intercambio de disparos.

Los guardias de seguridad alegaron a la Policía que Alemán Hernández fue quien primero sacó el arma para disparar. Uno de los guardias resultó herido en la pierna.

Mientras, Alemán Hernández falleció en el acto, mientras que una de las balas alcanzó a Stapula.

Martínez indicó que Alemán Hernández tenía expediente por casos criminales previos, por violación a la ley de sustancias controladas en el 2005 y en el 2018.


💬Ver 0 comentarios