El zar antidrogas James Carroll durante la conferencia de prensa celebrada en la tarde de hoy, miércoles. (David Villafañe Ramos)

El director de la Oficina de Política Nacional de Control de Drogas (ONDCP) de la administración de Donald Trump, James Carroll, envió un contundente mensaje a las personas y organizaciones que utilizan a Puerto Rico como puente para la distribución de narcóticos, tanto en la isla como en los Estados Unidos: “La única oportunidad que tendrán para ver a Puerto Rico es dentro de una celda en prisión”.

Carroll, en su primera visita oficial a la isla desde que asumió la dirección de la ONDCP en febrero del 2018, inició hoy, miércoles, una serie de reuniones y visitas a las distintas agencias federales y locales de ley y orden que colaboran en la guerra contra el narcotráfico para auscultar sus necesidades y trazar estrategias en aras a mitigar la entrada de sustancias ilegales a la isla por cielo y mar.

Uno de nuestros objetivos es asegurarnos de saber quiénes entran por nuestras fronteras (de Estados Unidos), ya sea por la frontera con México, o por esta frontera, Puerto Rico. Durante una de las reuniones de hoy alguien describió a la isla de esta manera, y tiene toda la razón: ‘tenemos que pensar en Puerto Rico como una frontera de 360 grados‘. Tenemos que asegurarnos de proteger a la isla y a sus ciudadanos de los traficantes”, resaltó Carroll durante una conferencia de prensa celebrada en las oficinas de la Fiscalía Federal para el Distrito de Puerto Rico en Hato Rey.

Aunque no estuvo presente en la conferencia debido a que se contagió de COVID-19, la comisionada residente en Washington, Jenniffer González Colón, participó mediante teleconferencia y subrayó la importancia de la visita de Carroll a la isla.

Este es un esfuerzo concreto y directo para atacar el trasiego de drogas en Puerto Rico. Para este año fiscal las autoridades han incautado sobre 17,000 kilos de cocaína en lo que va del año. Se han logrado incautar muchos más cargamentos que en años anteriores”, sostuvo la comisionada residente.

González Colón indicó que presentó, en el 2019, un proyecto de ley junto con la representante demócrata por Florida, Stephanie Murphy, para actualizar la política pública del gobierno federal sobre las estrategias para mitigar el trasiego de drogas en Puerto Rico, Islas Vírgenes y el Caribe, el llamado “Corredor del Caribe”.

El documento, indicó González Colón, no se había modificado desde el 2015, cuando Michael Botticelli era el director de la ONDCP bajo la administración de Barack Obama. La funcionaria agradeció a Carroll por actuar rápidamente, junto a su equipo, para modificar y presentar el documento de “Estrategia Antinarcóticos de la Frontera del Caribe”.

Buscará proveer recursos

Entretanto, Carroll explicó, en términos generales y sin ofrecer detalles concretos, que su oficina trabajará para proveerle a las agencias federales y estatales los recursos necesarios para llevar a cabo una lucha efectiva contra el narcotráfico.

Al momento, la oficina que dirige otorga fondos directos a varias agencias, y cuenta con $36 millones para repartir entre dependencias de ley y orden federales y estatales. Añadió que puede otorgar varios millones de dólares para apoyar esfuerzos en zonas de alta incidencia de trasiego de drogas mediante el programa HIDTA (áreas de tráfico de drogas de alta intensidad)

González Colón añadió que, desde el 2017 hasta el 2020, el gobierno estatal y los municipios han recibido más de $6.5 millones bajo el programa Stonegarden del Departamento de Seguridad Interna (Homeland Security) para la lucha contra las drogas.

Hay recursos básicos que tenemos que seguir proveyendo a las agencias. Por ejemplo, FURA (Fuerzas Unidas de Rápida Acción) recibe $1 millón de mi oficina solo para su uso, y al ver la manera en que han utilizado los fondos, son extremadamente ingeniosos con los recursos que tienen. Una vez regrese a Washington D. C., trabajaré junto con la comisionada González para identificar más recursos para la contratación de más oficiales”, sostuvo Carroll.

Pero, también quiero asegurarme de que las agencias federales y estatales cuenten con los recursos tecnológicos necesarios para identificar e interceptar a estos traficantes mucho antes de que avisten las costas de Puerto Rico. En ese aspecto es que tenemos que llevarle la pelea a estos criminales; asegurarnos de romper sus operaciones, arrestarlos y enjuiciarlos mucho antes de que puedan pisar las costas”, añadió el también abogado.

Amenaza de “360 grados”

Mientras, el jefe de la Fiscalía Federal para el Distrito de Puerto Rico, William Stephen Muldrow, dijo que en estos momentos resulta imposible ofrecer un número exacto de organizaciones criminales que su oficina y las agencias de ley y orden investigan por actividades relacionadas al narcotráfico. Sin embargo, el funcionario enfatizó que la meta, mediante operaciones, recolección de evidencia y convicciones, es convertir a la isla en un destino poco atractivo para sus actividades ilícitas.

“La amenaza que enfrentamos proviene de todos lados, 360 grados. Las organizaciones y carteles que operan desde Colombia, Venezuela, la República Dominicana y otros países del Caribe no solo trafican drogas, sino que mantienen operaciones de lavado de dinero, así que nuestra misión, en unión con las distintas agencias, es identificarlos y atacarlos uno por uno. Estamos trabajando mucho casos e investigando organizaciones significativas”, sentenció Muldrow.

Carroll, entretanto, añadió que datos de los Departamentos de Salud federal y estatal muestran un incremento en la adicción a drogas en Puerto Rico, especialmente mediante el uso de opioides como el fentanilo y la heroína. Por ende, una de sus metas es mitigar la prescripción de recetas de opioides para evitar adicciones.

“El Presidente Trump estableció una política clara de reducir las prescripciones de opioides por un tercio, y en estos momentos hemos sobrepasado esa meta al registrar una reducción de un 36 por ciento en toda la nación, incluyendo a Puerto Rico. También queremos asegurarnos que los opioides ilegales no llegarán a los Estados Unidos mediante Puerto Rico”, resaltó el funcionario.

“Visité Puerto Rico, como turista, por primera vez unos seis años atrás, junto con mi familia, y vimos un lado sumamente especial. Ahora regresé para llevar a cabo estas reuniones con el propósito de asegurarnos de que Puerto Rico permanezca como un lugar especial, que el público pueda visitar y traer a sus familias”, añadió Carroll.

A la conferencia también asistieron los agentes especiales a cargo (SAIC) Rafael Riviere (FBI), Iván Arvelo (HSI), Wilmer Ocasio (Alguaciles), A.J. Collazo (DEA) y Zinnia James, de la unidad investigativa de la Guardia Costera. También asistió el contraalmirante Peter Brown, representante de la Casa Blanca para la recuperación de Puerto Rico.