Captura de cámaras de seguridad que muestran el vehículo que perseguía el oficial que fue asesinado esta tarde en Ponce.
Captura de cámaras de seguridad que muestran el vehículo que perseguía el oficial que fue asesinado el jueves en Ponce. (Suministrada)

La fiscalía de distrito de Ponce radicó cargos esta tarde contra el sospechoso de asesinar al agente Erasmo García Torres.

Los cargos que se presentaron en la sala de investigaciones del tribunal de Ponce contra Bryan Ramos Rivera, de 28 años, fueron por asesinato en primer grado, portación ilegal de armas y apuntar con un arma de fuego.

La jueza Mayra Peña Santiago determinó causa para arresto e impuso una fianza global de $3 millones, divida en $2 millones por el cargo de asesinato en primer grado y $500,000 por cada una de las violaciones a la Ley de Armas.

El sospechoso fue identificado ayer por la Policía como Bryan Ramos Rivera, quien fue arrestado previamente por cargos de producción y manufactura de sustancias controladas y por Ley de Armas.

La vista preliminar fue pautada para el 23 de junio, informó la Comandancia de Ponce mediante comunicación escrita.

Ramos Rivera fue arrestado una hora después de que se suscitaron los hechos en los que el agente García Torres, de 50 años, recibió varios impactos de bala.

El agente Erasmo García Torres, adscrito a la Unidad Motorizada de Ponce, fue asesinado de varios impactos de bala en medio de una persecución.
El agente Erasmo García Torres, adscrito a la Unidad Motorizada de Ponce, fue asesinado de varios impactos de bala en medio de una persecución.

Según la investigación, que estuvo a cargo del teniente Herminio Ramos Rivera y el sargento Edgar Olivera Rivera, el policía de la Unidad Motorizada de Ponce intervino con el acusado por violación a la Ley 8 de protección vehicular. Cuando el agente se le acerca, Ramos Rivera continúa la marcha intentando evadir la detención. Al oficial seguirlo para detenerlo nuevamente, el sujeto disparó contra este.

El oficial falleció en el Hospital Damas mientras recibía asistencia médica.

“Los policías son los custodios del orden público y la paz ciudadana. Un ataque a uno de nuestros policías es un ataque a todos los ciudadanos de bien que luchan por un mejor Puerto Rico. Que les quede claro a todos, aquel que atente contra la vida de un policía o la de cualquier funcionario de ley y orden, el Departamento de Justicia se ocupará de llevarlo ante los Tribunales para hacerle cumplir con la justicia”, afirmó el secretario de Justicia, Domingo Emanuelli Hernández, en un comunicado.

Torres García laboraba en la Uniformada desde el 28 de junio de 1991.

💬Ver comentarios