Foto genérica de casquillos de bala.
Foto genérica de casquillos de bala. (Agencia EFE)

Un hombre y una mujer resultaron heridos de bala anoche cuando intentaron refugiarse en un cuartel de la Policía de Arroyo.

Ambos llegaron hasta la comandancia en busca de protección tras ser perseguidos por un auto desde donde les disparaban. Las balas los alcanzaron en el estacionamiento del lugar, donde agentes de la Uniformada repelieron la agresión.

De acuerdo con Antonio López, comisionado de la Policía, el atacante es un guardia correccional que labora en el Centro Correccional de Salinas. Más tarde hoy, el Departamento de Corrección y Rehabilitación identificó al individuo como Jhovanny González Miranda.

“Un guardia correccional ve cuando su pareja se monta en otro vehículo con un caballero y le dispara a ambos. Ellos buscan refugio en el cuartel de Arroyo”, sostuvo López en entrevista con este diario.

Un informe de las autoridades detalla que la mujer tiene 31 años y el hombre 29. Ambos viajaban en un vehículo Toyota Corolla gris, del año 2010, por la calle 5 del sector Arizona del mencionado pueblo, cuando desde un vehículo gris en movimiento el guardia correccional comenzó a disparar.

El responsable de los hechos está bajo custodia de la Policía. López relató que fue arrestado luego de que intentó nuevamente disparar en contra de la pareja cuando eran transportados al Hospital Menonita de Guayama.

Las víctimas de estos hechos están en condición estable, según la Policía.

Mientras, el Departamento de Corrección envió una declaración escrita en la que explicó que González Miranda se expone a una suspensión sumaria de empleo de encontrarse causa para arresto en su contra por los hechos.

“En este momento, el oficial correccional está detenido y siendo entrevistado. Estamos en espera de la determinación de las autoridades pertinentes. Ante este hecho y de encontrarse causa probable para arresto, el empleado se expone a una suspensión sumaria de empleo y sueldo con intención de destitución. El oficial González Miranda llevaba laborando en la agencia 18 años. Aprovecho la ocasión, para exhortar a todos mis compañeros de trabajos oficiales y civiles que si están pasando por una situación difícil soliciten las ayudas que la agencia les provee”, cita la declaración.

Agentes adscritos a la División de Agresiones del Cuerpo de Investigaciones Criminales de Guayama se hicieron a cargo de la investigación.

💬Ver comentarios