Abel Nazario, candidato independiente al Senado.

El senador Abel Nazario Quiñones presentó una nueva moción ante el Tribunal federal en Hato Rey, en la que solicita autorización para retirar una petición anterior de consolidación de los dos casos que pesan en su contra.

“Nazario Quiñones informa a la Corte que es su deseo proceder a un juicio en este caso según lo programado actualmente”, sostiene la moción presentada por María Domínguez y Javier Micheo, los abogados del acusado, en referencia al juicio por el segundo caso, para el cual no se ha determinado una fecha.

En el documento presentado el lunes los abogados indicaron que las razones para la moción de retirada fueron discutidas durante una conferencia telefónica con la corte el 16 de enero de 2020, aunque esos motivos no se detallaron en la petición.

Nazario Quiñones y otros siete individuos fueron arrestados y acusados por un gran jurado por robo o soborno en relación con programas que reciben fondos federales, el pasado 6 de noviembre.

De acuerdo con la acusación, el exalcalde de Yauco y el resto de los acusados habrían conspirado para que los empleados cobraran dinero federal del Municipio, para que estos trabajaran en su campaña senatorial y que también “brindaran asistencia a las campañas de otros políticos del partido cuyo apoyo Nazario Quiñones necesitaría para ganar las elecciones al Senado y para un intento posterior de convertirse en presidente del Senado”.

El ex primer ejecutivo municipal fue electo como alcalde de Yauco en el 2000, y continuó en el cargo hasta diciembre de 2016. En agosto de ese año, durante una auditoría de rutina de los registros del Municipio, la Oficina del Contralor descubrió que había "empleados irregulares” pagados por el ayuntamiento que nunca se presentaron a trabajar o se presentaron esporádicamente.

Los acusados se enfrentan a un máximo de 10 años prisión y una multa que no exceda los $250,000.

El primer caso

Nazario Quiñones había sido arrestado en septiembre de 2018 por las autoridades federales por pagos irregulares en la nómina de ese ayuntamiento.

En aquel momento, un gran jurado lo acusó por 37 cargos federales relacionados a la confección de documentos falsos y fraude electrónico. El juicio en su contra por esos cargos está pautado para el 2 de marzo. En total, el senador enfrenta 38 cargos, al sumar el cargo que enfrenta en el segundo caso.

Posterior a la primera acusación, el senador fue puesto bajo fianza y permaneció en su puesto en el Senado luego derehusarse a renunciar. No obstante, dimitió al caucus del Partido Nuevo Progresista (PNP) en ese cuerpo legislativo.

Nazario Quiñones contó en ese momento con el respaldo del presidente senatorial, Thomas Rivera Schatz, quien no le solicitó su dimisión al escaño en la Cámara alta.

Sin embargo, tras el arresto en noviembre, Rivera Schatz cambió su postura y le exigió a Nazario la renuncia a su escaño legislativo, pero se negó. “Yo soy inocente, los inocentes no renuncian”, sostuvo entonces a su salida del Tribunal federal.

Una semana después de la segunda acusación, el senador confirmó que había entregado la documentación necesaria para aspirar a un puesto por acumulación en el Senado para el 2020, bajo la insignia del PNP. No obstante, esa colectividad rechazó la candidatura, por lo que Nazario Quiñones continúa en carrera pero como político independiente.

Asimismo, a finales de diciembre, el senador respondió a una querella en su contra sometida por Rivera Schatz, tras su segunda acusación criminal.

Nazario Quiñones explicó que la contestación, redactada por un grupo de abogados que incluye a su representante en el caso federal, se fundamenta en que la Comisión de Ética del Senado no tiene jurisdicción conforme al Código de Ética, “ya que los supuestos hechos por los que se me presentaron cargos no ocurrieron en mi función como Senador, ya que lo que se imputa ocurrió en 2014, 2015", dijo Nazario a El Nuevo Día. En su respuesta el senador también defendió su inocencia.


💬Ver 0 comentarios