Angelique Velázquez y Layla Peláez Sánchez el pasado fueron asesinadas el pasado 22 de abril en Humacao. (Suministradas)

Sean Díaz de León y Juan Carlos Pagán Bonilla hicieron alegaciones de no culpabilidad ante el tribunal federal en relación a los asesinatos de dos mujeres transgénero en Humacao.

Ambos quedaron sin fianza por el momento, por lo que permanecerán ingresados en el Centro Metropolitano de Detención (MDC, por sus siglas en inglés) en Guaynabo por el resto del proceso judicial, el primero en el distrito federal de Puerto Rico que incluye violación a la ley contra los crímenes de odio.

Pese a haber confesado el crimen a las autoridades, Pagán Bonilla se declaró no culpable en una moción sometida ayer al tribunal federal.

La defensa de Pagán Bonilla sometió la moción ayer renunciando a su derecho a comparecer a la vista pautada para hoy, en la que podía solicitar fianza y que se le detallaran los cargos que pesan en su contra.

Pagán Bonilla indicó que no interesaba solicitar fianza al momento, aunque se reservaba el derecho a reclamarlo más adelante.

"Se solicita al tribunal que entre una declaración de no culpable por los cargos sometidos en el pliego acusatorio", indica la moción de Pagán Bonilla.

Por su parte, Díaz de León sí compareció ante el magistrado federal Marshal Morgan, mediante videoconferencia desde la cárcel, ya que el tribunal permanece cerrado como parte de las medidas contra el COVID-19.

Los abogados de Díaz de León también consintieron a la detención sin fianza, por el momento, pero se reservaron el derecho de levantar el asunto más adelante.

No obstante, el magistrado indicó que ambos acusados cumplen con la presunción de riesgo de fuga y a la comunidad, por lo que deben permanecer ingresados.

Mientras, Díaz de León no hizo alegación de culpable o no culpable de forma directa, por recomendación de sus abogados, lo que causó controversia durante la vista. El acusado se quedó callado y su defensa solicitó al tribunal que entrara la alegación de no culpabilidad por él.

El fiscal José Contreras levantó bandera al indicar que había sido avisado por los abogados poco antes de la vista de que Díaz de León guardaría silencio ante el magistrado.

Ante ese escenario, Contreras solicitó al menos una semana para investigar si legalmente era posible hacerlo bajo las reglas del tribunal.

Por su parte, el abogado Christopher W. Adams, especialista en casos de pena de muerte, indicó que las reglas sí lo permiten y que ha hecho en múltiples ocasiones durante 25 años en el distrito de Detroit, además de que las reglas sí lo indican.

"Es el derecho del acusado", acotó.

Por su parte, el magistrado Morgan reconoció que sí ocurre en otros distritos, mientras que es "inusual" que ocurra en Puerto Rico, aunque destacó que recientemente surgió en otro caso ante la magistrada Camille Vélez Rivé.

Entonces, leyeron de una de las reglas en la que indica que si un acusado "no entra una alegación o su organización falla en comparecer, el tribunal tiene que entrar una alegación de 'no culpable' por el acusado".

"Creo que no puede estar más claro... Dado esta situación particular no veo que haya razón alguna para posponer (la vista)", sostuvo Morgan, quien procedió a registrar una declaración de no culpabilidad ante el silencio de Díaz De León.

El Ministerio Público ahora tiene 14 días para el descubrimiento de prueba a los abogados de ambos acusados, en un caso que es elegible para la pena de muerte.

Adams fue asignado a la defensa de Díaz de León como experto en casos de pena de muerte, mientras que a Pagán Bonilla le asignaron a Steven M. Potolsky.

Pagán Bonilla y Díaz de León fueron acusados por un Gran Jurado federal por el asesinato de Serena Angelique Velázquez y Layla Peláez Sánchez el pasado 22 de abril.

Ambos enfrentan cuatro cargos, incluyendo dos por usar un arma de fuego en relación a crímenes de violencia, uno por robo de vehículos que resultan en muerte y uno destrucción de propiedad con materiales explosivos.

El pliego acusatorio incluye alegaciones por violación a la Ley federal de "Prevención de Crimen de Odio", informó W. Stephen Muldrow, fiscal de los Estados Unidos para el Distrito de Puerto Rico.

Es la primera vez que se acusa a alguien en el distrito federal de Puerto Rico por un crimen de odio, confirmó la fiscalía federal, desde que ambos acusados fueron arrestados mediante una denuncia del Negociado Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés).

Según la declaración jurada, Díaz de León y Pagán Bonilla fueron a la residencia de las víctimas Serena Angelique Velázquez y Layla Peláez Sánchez en Las Piedras, donde socializaron durante la noche y publicaron un vídeo de ellos en la red social de Snapchat. El FBI indica que las imágenes permiten identificar sus rostros.

La querella indica que, según la confesión de Pagán Bonilla, tras sostener relaciones sexuales "Díaz estaba furioso porque ella (la víctima 2) era una transgénero y no le reveló ese hecho antes a él... Díaz le dijo a Pagán que él quería dispararle y matar a la víctima 2".

La declaración detalla cómo luego ambos planificaron llevarse a las víctimas supuestamente a comprar marihuana, pero en el trayecto Díaz de León les disparó a ambas.

La confesión añade que, buscaron el vehículo de Pagán y luego dejaron los cuerpos en el auto de una de las víctimas, debajo de un puente en Humacao, donde lo incendiaron.


💬Ver 0 comentarios