El otrora fondista nacional y exentrenador Alexander Greaux  enfrenta a una pena de entre 15 a 20 años de ser hallado culpable. (semisquare-x3)
El otrora fondista nacional y exentrenador Alexander Greaux enfrenta a una pena de entre 15 a 20 años de ser hallado culpable. (Juan Luis Martínez Pérez)

El otrora fondista nacional y extrenador de atletismo Alexander Greaux fue hallado culpable esta tarde de dos de los tres cargos federales que pesaban en su contra en el caso que se siguió por sostener una relación sexual con una menor de 15 años.

Los cargos en los que un jurado compuesto por siete hombres y cinco mujeres lo encontraron culpable fueron incitar a una menor de 18 años a tener relaciones sexuales y la transportación de dicha joven para tener sexo. Por la acusación relacionada a la producción de pornografía infantil fue hallado no culpable.

Según indicó el abogado de defensa José Olmo, Greaux podría enfrentar una pena de entre 10 años a cadena perpetua.

La vista para imponer sentencia fue pautada por el juez Francisco Besosa para el 22 de agosto próximo.

Mientras la secretaria de sala leía el veredicto del jurado, que deliberó cerca de unas cuatro horas y media y llamó dos veces al magistrado Besosa para aclarar unas dudas sobre la prueba desfilada, el exatleta nacional no mostró emociones mayores.

Vestido con una camisa blanca con rayas negras en las mangas y un pantalón gris, solo se le vio bajar la cabeza mientras escuchaba la lectura de la decisión de los miembros del jurado. Por su parte, la madre del exfondista se mostró compungida.

Greaux, quien representó al país en diversas competencias internacionales durante los primeros años de este siglo, fue arrestado por las acusaciones antes mencionadas el 9 de febrero de 2017 por agentes del Departamento de Seguridad Nacional del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés). 

La denuncia que dio pie a la investigación inicial y a la radicación de cargos fue hecha por la madre de la joven. La investigación federal contra el deportista comenzó el 21 de diciembre de 2016.

Apelará la defensa

En un aparte con los medios, Olmo adelantó que apelara la decisión basado en que no le permitieron presentar en sala una prueba que entendía beneficiaba a su representado.

“Nos quedamos con veredicto de no culpable en la pornografía infantil y culpable en persuasión para tener relaciones sexuales y la transportación, pero con muchos argumentos para una apelación porque no se nos permitió presentar evidencia que era muy importante para los cargos en los que resultó culpable”, expresó el letrado.

La evidencia a la que hizo referencia el abogado de defensa fueron dos piezas que presentó la fiscalía. La primera es el récord de llamadas entre la víctima y Greaux que “demuestra quién llamaba a quién y con qué frecuencia y cuántas llamadas hubo en todo este tiempo”.

La otra pieza, según explicó Olmo, fue una entrevista en vídeo que dos agentes de la Policía de Puerto Rico le realizaron a la menor en la que, supuestamente, la joven dijo que ella le envió fotos a Greaux sin que él se las pidiera. 

“Esa evidencia la fiscal no la trajo, y no me permitieron traerla a mí”, declaró Olmo.

El abogado también aceptó que había radicado una moción para que se le permitiera traer a sala una querella previa que la joven había presentado una querella de agresión sexual contra otro maestro del Albergue Olímpico. Esa evidencia tampoco fue aceptada por el juez federal Besosa.

Argumentaciones finales

Durante la sesión para los argumentos de cierre, y luego que Besosa le ofreciera al jurado las directrices para evaluar la prueba desfilada en los dos días previos, la fiscal Ginette Milanés hizo un recuento de las premisas esbozadas en sala y de la prueba que se presentó. Antes de comenzar su alocución, Milanés procedió a mostrar por los monitores de la sala donde se ventiló el juicio una foto de la presunta víctima al momento de ocurrir los hechos.

Luego pasó a contar cómo el exdeportista se ganó la confianza de la progenitora de la menor. Asimismo, estipuló que la relación entre la menor y Greaux comenzó como una profesional, pero que a medida que la joven comenzó a contarle de sus problemas, se tornó más íntima, al punto de que tuvieron relaciones sexuales. La fiscal también presentó fotos de mensajes de texto con contenido sexual que se intercambiaron Greaux, que en ese entonces tenía 39 años, y la atleta de 15 años.

Asimismo, señaló que Greaux le admitió a los agentes que investigaban el caso que había tenido relaciones sexuales con la menor, que conocía que tenía 15 años y que sabía que cometía un delito. Antes de pedirle al jurado que lo hallaran culpable de todos los cargos, Ginés añadió que agentes investigadores del ICE hallaron imágenes de contenido sexual en el celular del acusado, que hoy tiene 41 años. 

En su turno de cierre, Olmo sostuvo que la fiscalía no probó el caso e intentó establecer que su cliente no obligaba a la menor a sostener relaciones sexuales. De la misma forma, trajo a colación unas supuestas contradicciones entre las fechas de unas fotos que la víctima le envió a Greaux y el momento en que el exdeportista comenzó a ser su maestro en el Albergue Olímpico.


💬Ver 0 comentarios