Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

La mayoría de los casos en los tribunales de niños son por incidentes que podrían dilucidarse en otros foros. Hay pequeños de hasta de siete años procesados por peleas escolares

El Tribunal de Apelaciones autorizó que el caso contra la niña de doce años Alma Yarida Cruz, quien enfrenta cinco cargos menos graves por un incidente no violento con dos compañeras de escuela ocurrido hace casi un año, sea presenciado por la prensa.

En una decisión emitida el 26 de septiembre, pero dada a conocer hoy, el Tribunal de Apelaciones determinó que no proceden ninguno de los argumentos presentados por el Departamento de Justicia para impugnar la decisión de la jueza Delmarie Vega, quien, accediendo a una petición de la niña a través de sus padres y su abogado, permitió la presencia de la prensa en el caso.

El caso fue suspendido el 21 de julio de este año cuando el Departamento de Justicia, por voz de la procuradora de menores Mariana Pérez Cordero, impugnó la decisión de la jueza Vega y pidió tiempo para apelar.

En aquella ocasión, Pérez Cordero dijo que las dos presuntas víctimas en este caso podrían resultar traumatizadas por la presencia de periodistas en sala. Además, solicitó que, de permitirse la presencia de periodistas en sala, se autorizara a que las presuntas víctimas declararan mediante circuito cerrado.

El foro de Apelaciones determinó que aunque los procesos contra menores son confidenciales, dicha confidencialidad puede ser renunciada por el menor imputado por solicitud de sus padres y abogados, que fue lo que ocurrió en este caso.

El Departamento de Justicia, según el tribunal, no presentó ninguna evidencia de que tal solicitud se llevó a cabo contrario a derecho. Además, determinó que los testimonios por circuito cerrado solo se autorizan por ley para las víctimas de determinados delitos, ninguno de los cuales son los que están dilucidándose en este caso.

De momento, el Departamento de Justicia no emitió reacción a la decisión del Tribunal de Apelaciones, ni se sabe todavía si va a llevar el caso al Tribunal Supremo. El abogado de Alma Yadira, Leonardo Aldridge, no pudo reaccionar a la determinación del tribunal porque hay una orden de mordaza contra las partes en el caso.

No hay en este momento fecha fijada para la continuación del proceso.

La niña Alma Yadira enfrenta cinco cargos menos graves de alteración a la paz y agresión simple por un incidente ocurrido el 2 de diciembre del año pasado en la escuela elemental Modesto Rivera Rivera en Carolina. Según la denuncia policiaca, Alma Yarida, quien tenía once años al momento de los hechos, insultó con lenguaje soez y amenazó con tirar por las escaleras a dos compañeras de escuela.

Por este incidente, fue arrestada y acusada y lleva casi un año esperando la conclusión del proceso.


💬Ver 0 comentarios