El imputado confesó haber cometido el crimen. (GFR Media)

Una jueza federal determinó hoy, martes, causa probable contra Carlos Rafael Rosario Morales, el hombre imputado de haber llevado a cabo a cabo un carjacking a un conductor de Uber Eats que murió tras ser apuñalado en el estacionamiento de un restaurante de comida rápida, en Santurce.

Durante la vista en el Tribunal Federal en Hato Rey, la magistrada Camille L. Velez-Rive también denegó el privilegio de fianza al señalado de haber cometido los hechos reportados durante la noche del pasado martes, por lo que permanecerá en prisión hasta que se lleve a cabo el juicio en su contra.

El Negociado de Investigaciones Federales (FBI, en inglés) presentó el miércoles la denuncia contra el sospechoso del carjacking y el asesinato.

Según la denuncia, Carlos Gilberto Ponce Fernández, de 62 años, falleció tras ser interceptado por Rosario Morales, quien le propinó varias heridas con un objeto punzante y lo despojó de su vehículo Ford Transit, color blanco, del año 2017, tablilla 975-421.

“Rosario Morales amenazó a la víctima con el cuchillo y le exigió las llaves (del auto). La víctima se rehusó a darle las llaves a Rosario Morales y se produjo un forcejeo”, lee la denuncia.

El agente especial William Dovale describió que Ponce Fernández fue apuñalado al menos cinco veces en el pecho y la parte superior del cuerpo. Tras el ataque, la víctima le dio las llaves al asaltante. El médico de turno en el Centro Médico de Río Piedras declaró muerto a Ponce Fernández a las 12:25 a.m. del miércoles, 7 de agosto.

Rosario Morales fue arrestado en la tarde de ayer y fue trasladado al mediodía al Cuartel General de la Policía, mientras el vehículo antes descrito fue ocupado por las autoridades. Según la denuncia, el individuo confesó el crimen ante las autoridades federales.

“Basado en los hechos descritos, respetuosamente llego a la conclusión de que existe causa probable para la radicación de cargos a Rosario Morales por violación al Título 18 del Código de Estados Unidos, sección 2119 (3) de carjacking resultando en muerte”, concluye Dovale en su denuncia.

Este fue el cuarto carjacking reportado contra conductores de Uber durante la pasada semana. El pasado miércoles, el agente especial del FBI en la isla, Guillermo González, confirmó a El Nuevo Día que la agencia asumió jurisdicción de la pesquisa y que las agencias locales y federales se mantenían “pendiente a los casos que se han reportado y evaluando sobre cuáles tiene jurisdicciones".


💬Ver 0 comentarios