Las denuncias en contra de Luis Castro Agis están relacionadas a los contratos otorgados a Eko, empresa de los convictos en la jurisdicción federal Anaudi Hernández Pérez y Héctor Vargas Soto. (GFR Media)

El juicio contra el exadministrador de la Administración de Servicios Generales (ASG) Luis Castro Agis fue suspendido hoy y su comienzo fuepautado para enero del año entrante.

El proceso de juicio no ha iniciado todavía porque el acusado había recurrido al Tribunal de Primera Instancia (TPI) para solicitar la desestimación de los cargos por entender que la determinación de causa para juicio no había sido conforme a derecho. Sin embargo, el TPI falló en su contra, según indicó el fiscal especial independiente Ramón Mendoza.

Ayer, la jueza Eloina Torres Cancel, del Centro Judicial de San Juan, señaló el juicio para el 19 de enero. Castro Agis está acusado de malversación de fondos públicos, violación a la Ley de Ética Gubernamental y perjurio.

El exfuncionario se desempeñó como jefe de la ASG durante la administración de Alejadro García Padilla, pero renunció en septiembre de 2016 en medio de un referido de la Oficina del Panel sobre el Fiscal Especial Independiente.

Las denuncias en su contra están relacionadas a los contratos otorgados a Eko, empresa de los convictos en la jurisdicción federal Anaudi Hernández Pérez y Héctor Vargas Soto.

Durante el juicio en la corte federal contra Hernández Pérez y Vargas Soto se mencionaron algunos vínculos personales de Castro Agis con los contratistas de la agencia que dirigía.

En el proceso judicial federal se indicó que supuestamente Castro Agis recibió un préstamo de $5,000 de parte de Vargas Soto. Se señaló, además, que Castro Agis estuvo en la suite del gobernador en el Coliseo Roberto Clemente como invitado al cumpleaños de Hernández Pérez, quien fue recaudador durante la campaña del Partido Popular Democrático para las elecciones de 2012.

Inicialmente, la ASG otorgó dos contratos a la compañía 3Comm Global, que presidía Vargas Soto, pero el último acuerdo contractual se canceló en junio de 2014. Los contratos ascendieron a $1 millón. Posteriormente, Hernández Pérez y Vargas Soto crearon Eko Technologies para terminar el trabajo en la ASG mediante un contrato por $380,000.


💬Ver 0 comentarios