(GFR Media)

El juez Anthony Cuevas Ramos ordenó hoy, Ricardo Vázquez Hernández, socio fundador de la compañía 313 LLC, a comparecer para testificar ante la Comisión de Salud de la Cámara de Representantes.

Cuevas Ramos advirtió que, de no comparecer ante la Comisión en un término de tres días, su incomparecencia “será castigada por este Tribunal como un desacato civil”.

La Cámara de Representantes acudió al Tribunal ante la renuencia de Vázquez Hernández de testificar en vista pública ante la Comisión de Salud que investiga las compras que hizo el gobierno de Puerto Rico de productos para atender la pandemia SARS-CoV-2.

La comisión legislativa ha citado en tres ocasiones a Vázquez Hernández, sin haber logrado todavía su presencia para declarar. Será citado una vez más para el lunes en la mañana, supo El Nuevo Día.

Según cita la orden emitida por el juez Cuevas Ramos, la Cámara explicó en su petición al Tribunal que, además, “el 26 de mayo de 2020, la Comisión de Salud emitió un requerimiento de información (a la compañía) sobre las transacciones realizadas. Las respuestas recibidas eran evasivas o no contestaban las preguntas hechas por la Comisión”.

Para solicitar la orden judicial de comparecencia al socio administrador de 313 LLC, en resumen, la Cámara argumentó que el Código Político y la Constitución de Puerto Rico le otorgan a la Asamblea Legislativa la facultad de citar testigos, investigar y fiscalizar al poder ejecutivo.

El juez Cuevas Ramos declaró ha lugar la petición de la Cámara.

La empresa que administra Vázquez Hernández vendió en marzo de este año 101,500 pruebas serológicas de COVID-19, que son las que detectan la presencia de anticuerpos. Vendió un primer pedido de 1,500 pruebas a $45 la unidad y en una segunda orden vendió cada prueba a $36, a pesar de que dichas pruebas se pueden conseguir directamente del fabricante chino por menos de $3.

El Departamento de Salud pagó por adelantado las dos órdenes hechas a 313 LLC, que sumaron $3.6 millones.


💬Ver 0 comentarios