En la foto, Salvatore Anello, acusado de homicidio negligente por la muerte de su nieta. (GFR Media)
Salvatore Anello.

El abuelastro de la niña que murió al caer de un crucero en el muelle de San Juan, Salvatore Anello, se declaró culpable este jueves de homicidio negligente por el suceso ocurrido el 7 de julio de 2019.

La información fue confirmada por su abogado, el licenciado José Guillermo Pérez, quien rehusó ofrecer mayores declaraciones a El Nuevo Día. La alegación de culpabilidad se hizo a través de videoconferencia ante la juez Gisela Alfonso Fernández del Tribunal de Primera Instancia de San Juan.

“Las fiscales Ivette Nieves Cordero y Laura Hernández Gutiérrez estuvieron a cargo de la investigación en coordinación con el agente Carlos Claudio La Santa del CIC de San Juan del Negociado de la Policía de Puerto Rico", sostuvo el Departamento de Justicia en un comunicado de prensa en el que posteriormente divulgaron la alegación de culpabilidad.

En febrero de este año había trascendido que un acuerdo con Fiscalía liberaría al hombre de la posibilidad de cumplir una condena en prisión, pero la Oficina de la Administración de los Tribunales (OAT) no pudo confirmar si finalmente hubo un acuerdo. La vista de sentencia fue pautada para el próximo 10 de diciembre.

Alfonso Fernández refirió al ahora convicto al Programa de la Comunidad Metropolitana para la investigación previo al dictamen de sentencia, informó Justicia.

La bebé identificada como Chloe Wiegand murió al caer de los brazos de su abuelastro, quien la levantó hacia la ventana del piso 11 del crucero Freedom of the Seas de Royal Caribbean mientras la nave atracaba en el Muelle Panamericano. Durante el proceso judicial, Anello sostuvo su versión de que pensaba que la ventaba estaba cerrada.

Los padres de la niña demandaron a Royal Caribbean el 11 de diciembre de 2019 por presunta negligencia al dejar la ventana del crucero abierta. Ante eso, la línea de cruceros respondió alegando que los vídeos de las cámaras de seguridad de la nave demuestran que Anello es el “único responsable” por la muerte de Chloe.

“Cuando él llega a la ventana abierta, y mientras Chloe está en el suelo, el señor Anello inclina la parte superior de su torso sobre la barandilla de madera y sale del marco de la ventana durante aproximadamente ocho segundos”, dice una moción que sometió la empresa, según CBS News.