Según la acusación, entre octubre de 2015 y marzo de 2016, Natalie González Rodríguez produjo o adquirió cheques fraudulentos utilizando los nombres y las direcciones de “empleadores falsos” con ruta a una cuenta de la Lotería. (Archivo)

Un juez federal aceptó ayer el informe de recomendaciones para que Natalie González Rodríguez se declare culpable por cargos de fraude a la Lotería de Puerto Rico.

González Rodríguez aceptó su culpa dos años después de haber sido acusada por un Gran Jurado federal por supuestamente encabezar un fraude para apropiarse de $560,640 que pertenecían a la Lotería de Puerto Rico, junto con otras 21 personas.

Enfrentaba 16 cargos criminales y con el acuerdo se declaró culpable del un cargo, que era el principal en el pliego acusatorio.

En una moción conjunta para el acuerdo de culpabilidad, González Rodríguez admitió que “a sabiendas e intencionalmente se combinó, conspiró, confabuló y acordó junto con otras personas” para ejecutar “un esquema” para “obtener dineros, fondos, créditos, activos y propiedades bajo el control de una institución financiera” a través de “representaciones falsas o fraudulentas”.

Según la acusación, entre octubre de 2015 y marzo de 2016, González Rodríguez produjo o adquirió cheques fraudulentos utilizando los nombres y las direcciones de “empleadores falsos” con ruta a una cuenta de la Lotería.

Además alegó que los conspiradores llevaban los cheques falsos a múltiples tiendas de descuento para cambiarlos por dinero en efectivo o para comprar productos. Luego, devolvían las ganancias a González Rodríguez, quien les daría una parte.

Como parte del acuerdo, la acusada desistió de una apelación en cuanto a que los cargos representaban una “doble exposición” porque supuestamente ya había enfrentado una acusación estatal por los mismos hechos, a lo que se opuso la fiscalía. La apelación fue retirada por la acusada al declararse culpable.

González Rodríguez se expone a una pena máxima de 30 años en prisión, además de la restitución del dinero robado y multas.

El juez federal Pedro Delgado fijó la vista de sentencia para el 5 de marzo de este año.