Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

(Ilustración / Gary Javier)
(Ilustración / Gary Javier)

La defensa de cuatro acusados de participar en un esquema de corrupción gubernamental continuó ayer con su intento de arrinconar en una esquina la teoría del Estado llevando al otrora recaudador del Partido Popular Democrático, Anaudi Hernández Pérez, a admitir que trató de estafar a sus propios socios al inflar sus gastos o incluir desembolsos que nunca realizó en una bitácora electrónica, que guardó en su celular, y que no esperaba pasar un día en la cárcel por la ayuda que ha ofrecido al Ministerio Público.

💬Ver comentarios