Mientras todavía era alcalde de Trujillo Alto, José Luis Cruz Cruz se involucró en un esquema de corrupción similar al de otros ejecutivos municipales que han sido acusados recientemente para enriquecerse ilícitamente.

Cruz Cruz recibió al menos $10,000 de parte de una compañía de recogido de basura y de una empresa de asfalto, a cambio de que les otorgara contratos.

Al explicar el esquema, durante una vista judicial esta tarde, el fiscal federal Seth Erbe indicó que Cruz Cruz “a sabiendas, conspiró y acordó con el Individuo A y el Individuo B para cometer ofensas contra (el gobierno de) Estados Unidos”.

Señaló que “solicitó, exigió y aceptó para su propio beneficio cosas de valor” de parte de ambos individuos “a través del Individuo C”.

Explicó que la intención de Cruz Cruz era ser influenciado “en la otorgación de contratos por el Municipio de Trujillo Alto para la Compañía A y la compañía B”.

“José Cruz Cruz solicitó y aceptó pagos de comisiones ilegales en efectivo”, sostuvo Erbe.

Sin decir cuáles eran las corporaciones privadas, indicó que los pagos fueron “de contratos de asfalto y pavimentación otorgados por el Municipio de Trujillo Alto a la Compañía A, y por contratos de recogido de basura extendidos por el Municipio de Trujillo Alto a la Compañía B”.

Como parte del esquema, Cruz Cruz ordenó a empleados del municipio a dar paso a los contratos con ambas empresas.

Añadió que, en esos dos años, el entonces alcalde “acordó con el Individuo C que el Individuo C solicitara pagos en efectivo de los contratistas municipales, incluyendo del Individuo A y el Individuo B para José Luis Cruz Cruz”.

Los cargos establecen que Cruz Cruz recibió el dinero a través del Individuo C, a quien no identificó. Durante la vista no se precisó si esa persona fue el entonces ayudante especial del alcalde, Radamés Benítez, quien fue arrestado en diciembre pasado por cargos similares.

“En el 2020 y 2021, José Luis Cruz Cruz recibió múltiples pagos de comisiones ilegales”, abundó el fiscal, “sumando aproximadamente $10,000″.

Erbe dijo que si el caso hubiera ido a juicio, el Ministerio Público hubiera presentado evidencia a través de testigos y prueba física, así como documental, “que hubiera demostrado que el acusado a sabiendas conspiró” para “corruptamente solicitar, exigir, aceptar y acordar” los pagos ilegales.

El fiscal dijo que no fue necesario hacer un descubrimiento de prueba, sino que todo se basó en los hechos y propio conocimiento del acusado, “corroborada por evidencia en poder” de los agentes investigadores. La abogada de Cruz Cruz, Laura Maldonado, dijo que su cliente admitió todo lo que presentaron las autoridades.

💬Ver comentarios