José Luis Cruz Cruz fue alcalde de Trujillo Alto por cuatro términos.
José Luis Cruz Cruz fue alcalde de Trujillo Alto por cuatro términos. (Archivo)

El exalcalde popular de Trujillo Alto José Luis Cruz Cruz se declaró culpable por cargos de corrupción, esta tarde, luego de llegar a un acuerdo con la fiscalía federal.

Por medio de videoconferencia, Cruz Cruz aceptó su responsabilidad durante una vista ante la jueza de distrito Silvia Carreño.

Compareció representado por la licenciada Laura Maldonado, mientras que por el Ministerio Público estuvo el fiscal Seth Erbie.

Después de varios meses de negociación con las autoridades federales, Cruz Cruz renunció a su derecho a defenderse en un juicio de cargos emitidos por un Gran Jurado federal, con la esperanza de recibir la sentencia más baja posible.

Presentó su alegación de culpa mediante la radicación de una moción de “información” al Tribunal Federal en San Juan.

Cruz Cruz fue acusado por cargos de soborno y comisiones ilegales. La fiscalía alega que recibió al menos $10,000 entre los años 2020 y 2021, de parte de una compañía de recogido de basura y de una empresa de asfalto.

Cuando la jueza le preguntó cómo se declaraba, Cruz Cruz expresó: “Culpable, su señoría”.

Quedó libre bajo fianza hasta la vista de sentencia, pautada para el 20 de septiembre.

El fiscal Erbie indicó que, según el acuerdo, el Ministerio Público recomendó una sentencia en prisión de dos años y nueve meses, lo que está sujeto a ser aceptado o no por la jueza. En caso de que sea mayor, Cruz Cruz no podrá apelar.

En comunicado de prensa, el jefe de la fiscalía federal Stephen Muldrow informó que Cruz Cruz se expone a un máximo de cinco años en prisión.

Tras darse a conocer el acuerdo de culpabilidad, el secretario general del PPD, Ramón Luis Cruz Burgos, recalcó que “la corrupción no tiene cabida en el servicio público, ni en el Partido Popular Democrático”.

“Todo funcionario que le falle al pueblo, sabe que no tiene cabida en este partido. Que sepan que cada acto ilegal tiene consecuencias y deben pagar las consecuencias. Una vez conocido el acuerdo de culpabilidad del exalcalde de Trujillo, reiteramos que nadie esta por encima de la ley sin importar quién sea o a qué partido pertenezca. Lamentamos mucho que se repita un acto como este, respaldamos la investigación y las consecuencias que le caerán al exalcalde”, agregó en declaraciones escritas.

Cruz Cruz negoció por meses el acuerdo con el Ministerio Público, después de que su ayudante especial, Radamés Benítez Cardona, fuera arrestado en diciembre pasado por un esquema de corrupción.

Desde entonces, el alcalde trujillano se mantuvo alejado del ojo público, aunque continuó en el puesto hasta que renunció el viernes pasado, en una misiva en la que no ofreció razón alguna para su salida.

“En las últimas semanas algo me decía que algo no estaba bien, porque no habíamos tenido ninguna comunicación con el alcalde. Generalmente, él se reunía con la mayoría parlamentaria, y no lo habíamos hecho”, manifestó ese día Lourdes Zayas Alemán, presidenta de la Legislatura Municipal de Trujillo Alto.

Tras la renuncia, varios legisladores municipales señalaron que nunca recibieron contestación de Cruz Cruz para reunirlos con el propósito de que explicara lo que sabía sobre la situación que llevó al arresto de Benítez Cardona. Añadieron que contratos como los de recogido de basura y asfalto no pasan por la Legislatura Municipal.

Previamente, en diciembre pasado, Cruz Cruz aseguró estar sorprendido por el arresto de Benítez Cardona.

“Me encuentro sumamente sorprendido por lo que acaba de suceder. Lamento profundamente esta situación, pero la corrupción hay que atacarla venga de donde venga”, indicó Cruz Cruz, en declaraciones escritas, en las que también informó que suspendió sumariamente a su ayudante.

“A mi pueblo de Trujillo Alto les digo que pueden estar tranquilos que las gestiones administrativas y operaciones seguirán como de costumbre”, agregó en ese momento.

Benítez Cardona fue arrestado el pasado 9 de diciembre -el mismo día en que arrestaron al exalcalde de Guaynabo Ángel Pérez Otero- y fue acusado de tres cargos: conspiración para cometer fraude mediante kickbacks (recibir comisiones ilegales), soborno y extorsión.

El esquema de corrupción por el que fue acusado Benítez Cardona incluye como figuras a las compañías Waste Collection y J.R. Asphalt, cuyos dueños eran Oscar Santamaría y Raymond Rodríguez, respectivamente. Ambos se declararon culpables por los cargos en su contra.

En aquel momento, el jefe de la fiscalía federal, Stephen Muldrow, señaló que Benítez Cardona estuvo involucrado en un patrón de soborno que incluyó un acuerdo de pago de $0.75 por 23,000 casas a las que Waste Collection le recogiera la basura. Al final de mes, el entonces ayudante ejecutivo del Municipio de Trujillo Alto recibía $17,250.

Radamés Benítez, ayudante especial del alcalde de Trujillo Alto, José Luis Cruz.
Radamés Benítez, ayudante especial del alcalde de Trujillo Alto, José Luis Cruz. (Captura)

Desde abril pasado, Benítez Cardona evalúa declararse culpable por corrupción pública luego de recibir una oferta de la Fiscalía federal en Puerto Rico, confirmó hoy, martes, su defensa, Michael Corona. Como no se había decidido en aquel momento, su abogado Michael Corona solicitó más tiempo y el juez Pedro Delgado le concedió hasta el 15 de julio para que anuncie su determinación sobre si irá a juicio o no.

Con el anuncio de hoy, Cruz Cruz se suma a la lista de funcionarios que han sido procesados por las autoridades federales a esquemas de enriquecimiento ilícito a través de alguna de las dos compañías mencionadas.

Con relación al esquema de fraude J.R. Asphalt y a otro similar de la empresa de Waste Collection, ya se han declarado culpables los exalcaldes de Cataño, Félix “El Cano” Delgado; de Aguas Buenas, Luis Arroyo Chiqués; y de Guayama, Eduardo Cintrón Suárez.

Mientras, han sido acusados el exalcalde de Guaynabo Ángel Pérez Otero; de Aguas Buenas Javier García Pérez; y de Humacao Reinaldo “Rey” Vargas.

Por su parte, el alcalde de San Juan, Miguel Romero, ha negado que haya llegado a algún acuerdo con los dueños de esas compañías.

A preguntas de la prensa, en mayo pasado, el jefe de la fiscalía federal en Puerto Rico, Stephen Muldrow, admitió que había más alcaldes bajo investigación. Cuando le preguntaron sobre cuántos eran, contestó que “suficientes”.

Asimismo, fue acusado uno de los socios de J.R. Asphalt, Mario Villegas, quien tiene hasta el 11 de julio para informar si se declarará culpable o no.

💬Ver comentarios