La jueza federal Aida Delgado, a la derecha, le tomó el juramento a Giselle López Soler como nueva magistrada del Tribunal federal en San Juan. (Suministrada)

Giselle López Soler juró hoy, viernes, como la nueva magistrada del Tribunal de Distrito federal en Puerto Rico.

La jueza Aida Delgado le tomó el juramento en una ceremonia privada, en la que López Soler estuvo acompañada por su esposo, Xavier Diví, y los otros jueces del Tribunal federal.

“Me enorgullece enormemente el contar nuevamente con cinco excelentes jueces magistrados”, expresó el juez presidente de ese foro judicial, Gustavo Gelpí.

Agregó que conoce “a la jueza López Soler desde que comenzó su carrera legal como oficial jurídico del juez Salvador Casellas. Siempre se distinguió por su intelecto, temperamento y humildad. No me cabe duda que su vasta experiencia en el campo del litigio civil y comercial será de gran valor para el tribunal, los abogados que aquí postulan y sus clientes”.

“Agradezco a las juezas Aida Delgado Colón y Silvia Carreno Coll, quienes en los pasados meses han servido como extraordinarias mentoras de la jueza López Soler preparándola para sus próximas funciones en casos penales. Igualmente a sus colegas jueces magistrados quienes también se han puesto a su disposición”, afirmó.

En 1997, López Soler obtuvo un bachillerato en Artes con concentración en psicología de la Universidad de Tufts en Medford, Massachusetts, seguido por una maestría de la Universidad de Nueva York.

Luego, en el 2000 se graduó magna cum laude de la Escuela de Derecho de la Universidad de Puerto Rico. De 2004 a 2006 comenzó su carrera legal como ayudante legal del juez Casellas y luego en el bufete Méndez & Alvarez, LLC.

Antes de juramentar como magistrada federal, López Soler trabajó en su propia oficina legal, en la que atendió principalmente casos civiles, litigación comercial y asuntos de propiedad intelectual y quiebras.