Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Como cuestión de hechos, las galleras tienen que entrar en gastos de equipo para armar y limpiar los gallos, así como los productos que se consumen en la cantina, que incluye cocina. (david.villafane@gfrmedia.com)
La apelación de los galleros buscan revertir una decisión del Tribunal Federal en San Juan, que falló en contra de la demanda, manteniendo la validez de una ley del Congreso aprobada en el 2018 y que entró en vigor a partir de diciembre de 2019.

El representante del gobierno federal enfrentó fuertes cuestionamientos hoy, martes, en una vista ante un panel del Primer Circuito de Apelaciones de Boston sobre cómo aplicaría a Puerto Rico la prohibición federal de las peleas de gallos en relación con el comercio interestatal.

💬Ver comentarios