El juicio contra Jensen Medina Cardona técnicamente comenzó el pasado 14 de enero, pero se detuvo a los pocos minutos y apelaciones posteriores atrasaron el proceso hasta que llegó la interrupción causada por el COVID-19. (GFR Media)
Jensen Medina Cardona había renunciado a su derecho a un juicio por jurado, por lo que solicitó una reconsideración.

El Tribunal de Primera Instancia de Fajardo declaró hoy, lunes, no ha lugar a la solicitud de Jensen Medina Cardona, acusado de asesinar a Arellys Mercado Ríos en una marina en Fajardo, de recuperar su derecho a un juicio por jurado.

La jueza Gema González, quien preside el juicio, determinó que la solicitud no procede debido a que Medina Cardona renunció a un juicio por jurado “válidamente”. El juicio debe reanudarse el próximo 26 de agosto.

Amparándose en la determinación del Tribunal Supremo acerca de que todo juicio por jurado debe tener una unanimidad de veredictos, el acusado presentó una moción el pasado 4 de agosto para revertir su decisión de renuncia a este derecho.

Inicialmente, Medina Cardona le indicó a el tribunal que optaba por un juicio por derecho el pasado 13 de enero.

Un juicio por tribunal de derecho significa que la determinación de culpabilidad del acusado, al finalizar la etapa del juicio, quedará en manos de la jueza González, en este caso.

Medina Cardona, de 33 años, enfrenta cargos por asesinato en primer grado y dos violaciones a la Ley de Armas, por los que se declaró no culpable.

Los hechos se remontan al 18 de agosto de 2019 cuando, pasadas las 9:30 de la noche, Mercado Ríos regresó hasta la Villa Marina Boulevard tras un pasadía en las islas de Icaco y Palomino con un grupo de amigos.

Una vez allí, de acuerdo con la prueba que desfiló durante la vista preliminar, una discusión por un teléfono celular entre Mercado Ríos y Medina Cardona provocó que este presuntamente le disparara en el cuello, causándole la muerte.

El Cuerpo de Investigaciones Criminales de Fajardo se hizo cargo de la investigación del incidente, del que se obtuvo material visual y testifical, y que fue utilizado por la fiscalía para someter los cargos contra Medina Cardona el pasado 22 de agosto.