El banquero venezolano  Julio Herrera Velutini sale de la sede del Negociado Federal de Investigación (FBI, en inglés) en San Juan, tras declararse no culpable por cargos relacionados con el caso contra la exgobernadora Wanda Vázquez Garced.
El banquero se entregó al Negociado Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) en San Juan el pasado 31 de agosto, cuando hizo alegación de "no culpable". (Carlos Rivera Giusti)

El banquero venezolano Julio Herrera Velutini prestó hoy, lunes, la fianza de $1 millón fijada por una magistrada federal, en relación al caso de corrupción contra la exgobernadora Wanda Vázquez Garced.

Una abogada de su defensa ya había llevado el cheque y una identificación del acusado al Tribunal Federal en San Juan el pasado 8 de septiembre, informó a través del expediente electrónico del caso.

Sin embargo, el pago no se iba registrar hasta que hoy Herrera Velutini se reportara a la Oficina de Servicios con Antelación a Juicio en el Tribunal federal del Distrito Sur de Nueva York. Allí tenía pautado para reunirse hoy con el personal de la Oficina de Probatoria y firmar los documentos necesarios para pagar la fianza.

Herrera Velutini recibió autorización del Tribunal Federal en San Juan para permanecer en el área de Nueva York y vecindades más inmediatas hasta la fecha de su juicio, de manera que pueda continuar con sus negocios.

La magistrada también le permitiría viajar a Inglaterra, donde tiene su residencia, en circunstancias específicas y con aprobación de la Oficina de Probatoria.

Condiciones similares le fueron establecidas al coacusado Mark Rossini, quien tiene su residencia en España y el tribunal le permitió quedarse en Nueva York, donde tiene familia y una propiedad.

No obstante, le permitirá viajar a España en momentos específicos, con la autorización de la Oficina de Probatoria, cuando necesite recibir tratamiento de una condición médica preexistente.

El banquero se entregó al Negociado Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) en San Juan el pasado 31 de agosto, cuando hizo alegación de “no culpable”.

En ese momento, la Fiscalía federal solicitó que la fianza fuera de $2.5 millones debido a que tenía un caudal significativo de recursos a los que tenía acceso fuera de la jurisdicción de Estados Unidos.

Por su parte, la defensa llegó a mencionar que para Rossini y a Vázquez Garced las fianzas fueron de $50,000, pero solicitó que al menos fuera de $500,000.

Al final, la magistrada Giselle López Soler estableció la fianza en $1 millón por entender que era suficiente.

Un gran jurado federal emitió el 3 de agosto pasado una acusación de siete cargos contra Vázquez Garced, Herrera Velutini y Rossini. Los tres se exponen a 20 años de prisión por cargos que incluyen incluyen conspiración, soborno y fraude.

Según la acusación del Gran Jurado Federal, los tres conspiraron para que Vázquez Garced recibiera aportaciones a su campaña a la gobernación de parte del banquero, con la ayuda de Rossini, a cambio de que la entonces funcionaria sacara a George Joyner de la Oficina del Comisionado de Instituciones Financieras (OCIF), para así poner fin a la auditoría que había detectado transacciones sospechosas en cuentas del banco de Herrera Velutini.

“A través de intermediarios, Herrera Velutini y Rossini prometieron financiar la campaña electoral para gobernadora de 2020 de Vázquez Garced, a cambio de que Vázquez Garced despidiera al comisionado de la OCIF y nombrara un nuevo comisionado, que sería escogido por Herrera Velutini”, afirmó Muldrow el mes pasado.

💬Ver comentarios