Julia Keleher, exsecretaria de Educación. (GFR Media)
Julia Keleher, exsecretaria de Educación. (GFR Media)

Los abogados de Julia Keleher radicaron una moción el lunes en la que solicitan al Tribunal Federal la desestimación de cargos por un supuesto esquema de soborno y conspiración para cometer fraude, la segunda acusación formal que enfrenta la exsecretaria de Educación por alegados actos de corrupción.

Según la acusación formal del pasado 14 de enero, Keleher y Ariel Gutiérrez Rodríguez, propietario de una firma de bienes, participaron en un supuesto esquema de soborno y conspiración para intercambiar el terreno de la escuela pública Padre Rufo en Santurce por un apartamento en Ciudadela.

El gobierno federal sostiene que, en o alrededor de mayo de 2018, Ariel Gutiérrez Rodríguez y otros se comunicaron con un empleado de Educación que trabajó en esa escuela para obtener consentimiento para la cesión de 1,034 pies cuadrados de esa propiedad.

Tras una serie de instrucciones y cartas para autorizar la transacción “Julia Beatrice Keleher hizo que el texto se colocara en papel con membrete del PR DOE (Departamento de Educación de Puerto Rico), tal como fue redactado por Ariel Gutiérrez Rodríguez, y colocó su firma", sostiene la acusación de enero.

Pero, según los abogados de Keleher, “la acusación carece de cualquier alegación de que la Sra. Keleher acordó comunicarse con ese funcionario, mucho menos que accediera a ejercer la presión de su oficina sobre ese funcionario no identificado para facilitar la adquisición de la tierra por parte de la Compañía C”.

“Un elemento de cada cargo alegado contra la Sra. Keleher es que ella acordó tomar medidas oficiales a cambio de algo de valor. La acusación formal alega que la acción oficial en cuestión fue la firma de una carta en papel con membrete de PR DOE al CEO de la Compañía C autorizando a la Compañía C a adquirir 1,034 pies cuadrados de la Escuela Padre Rufo. Como cuestión de derecho, el PR DOE no era dueño de la Escuela Padre Rufo y el secretario del PR DOE no tenía ningún papel en la disposición de esta propiedad”, lee la moción.

Según la defensa de Keleher, la disposición de ese terreno no era un asunto dentro de la autoridad de la exfuncionaria, por lo que “el simple hecho de firmar la carta no puede constituir una acción oficial” de Educación.

“La acusación, al simplemente alegar que ella acordó colocar la carta en cuestión en el membrete del Departamento de Educación de Puerto Rico y firmarla, carece decididamente de alegar que la Sra. Keleher acordó tomar, o tomó, una acción oficial en relación con la transacción del terreno o que la transacción del terreno fue una transacción del DEPR. En consecuencia, la acusación no alega cada uno de los elementos de los delitos acusados y debe ser desestimada”, añade la moción.

Tanto Keleher como Ariel Gutiérrez Rodríguez, quien también solicitó la desestimación de los cargos, enfrentan cargos por soborno, fraude electrónico y conspiración para cometer fraude. culpables, los acusados enfrentan posibles condenas de hasta diez años por conspiración y soborno de programas federales, y hasta 20 años por fraude electrónico.