En el 2019, Ramón Orta, a la izquierda, le informó al juez Pedro Delgado que aceptaba un acuerdo de culpabilidad a un cargo menos grave. (GERALD LOPEZ-CEPERO)

El exsecretario del Departamento de Recreación y Deportes (DRD), Ramón Orta, conocerá el rumbo que tomará su vida cuando el juez Pedro A. Delgado, del Tribunal Federal en el distrito de San Juan, informe la sentencia durante la vista pautada para la mañana del miércoles.

Orta fue arrestado junto con otras seis personas el 21 de junio de 2017 por 50 cargos criminales por conspiración, soborno, robo de fondos federales, fraude electrónico, fraude postal, robo de identidad agravada y lavado de dinero.

A las siete personas se les había imputado un esquema de enriquecimiento ilícito que ascendió a unos $9.9 millones que consistió en la obtención fraudulenta de fondos federales administrados por el Departamento de Educación y el Departamento de Vivienda Federal, con propuestas gestionadas a través de Recreación y Deportes.

Los coacusados con Orta Rodríguez fueron Edgardo Vázquez Morales, ayudante especial desde enero de 2013 hasta diciembre de 2016; Oscar Rodríguez Torres, dueño de la empresa Rosso Group Inc.; Miguel Sosa Suárez, el contador público y propietario de Global Sports Initiative LLC; Irving Torres Rodríguez, presidente de la empresa Administrative, Enviromental and Sports Consultants; Cecilia Amador López, esposa de uno de los imputados; y Juan Carlos Ortiz Nieves, dueños de Sports Consulting Inc.

Orta era el único del grupo que había determinado ir a juicio por jurado. Incluso, rechazó una oferta que le presentaron los fiscales para declararse culpable. Tres semanas de que iniciara el proceso en el 2019, le informó al juez Delgado que aceptaba un acuerdo de culpabilidad. El pliego acusatorio detalla que de una suma de $3.9 millones asignados para unos programas para el beneficio de niños y adolescentes, $799,940 fueron utilizados para otros fines.

A cambio de una alegación menor de los cargos, el gobierno tiene el derecho de solicitar una pena de hasta 18 meses, mientras que la defensa estaría pidiendo que la misma sea la mitad.

Orta estuvo al mando del DRD bajo la incumbencia del entonces gobernador Alejandro García Padilla.