Nancy Rosario Marín, asesinada por su expareja, el 18 de febrero de 2022, en Canóvanas.
Nancy Rosario Marín, asesinada por su expareja, el 18 de febrero de 2022, en Canóvanas. (Captura)

Carolina – José Luis Reyes Rivero, el ahora convicto por el asesinato de su expareja Nancy Rosario Marín, fue sentenciado este miércoles a 55 años y seis meses en prisión luego de alcanzar un acuerdo con el Ministerio Público por el crimen violento ocurrido en febrero en Canóvanas.

El juicio en su fondo estaba pautado para comenzar hoy, en la Sala 201 del Tribunal de Carolina, ante el juez Edgar Figueroa Vázquez.

A las 10:03 a.m. Reyes Rivero, de 40 años, entró esposado a la sala judicial, vestido con un mameluco blanco y una mascarilla del mismo color. Observaba el salón a la espera de que se llamara su caso, mientras familiares de Nancy esperaban sentadas juntas en un banquillo.

Nancy, de 43 años, fue la tercera víctima mortal de la violencia de género este año en la isla. Fue asesinada el 18 de febrero frente a su hijo de seis años en su residencia, en la Urbanización Jardines de Palmarejo, en Canóvanas.

Según las autoridades, el hombre brincó una pared para llegar a la casa y usó un arma de fuego ilegal.

Varias personas presenciaron el episodio violento. Reyes Rivero se entregó a la Policía horas después del crimen y presuntamente confesó los hechos a un agente del Cuerpo de Investigaciones Criminales (CIC) de Carolina.

En sala, el fiscal Luis Rivera Méndez detalló que la defensa ofreció renunciar a la vista preliminar para llegar a un acuerdo de culpabilidad por siete cargos, dos de los cuales fueron modificados, entre ellos el cargo original por feminicidio, que fue reclasificado a asesinato en segundo grado.

Reyes Rivero se declaró culpable por: dos cargos por el artículo 6.05 de la Ley de Armas (portación, transportación o uso de armas de fuego sin licencia); un cargo por el artículo 6.14 (disparar o apuntar un arma de fuego); un cargo por el artículo 59 de la Ley 246 (maltrato de un menor) y un cargo por el artículo 249 del Código Penal (riesgo a la seguridad u orden público al disparar un arma de fuego).

Los otros dos cargos fueron reclasificados del artículo 6.22 de la Ley de Armas al artículo 6.08 (posesión de un arma de fuego sin licencia) y del artículo 93 del Código Penal, que consistía en asesinato en primer grado en la modalidad de feminicidio, por asesinato en segundo grado.

El fiscal Rivera Méndez explicó a El Nuevo Día que el cambio en el cargo por feminicidio se dio para poder alterar la pena.

“El feminicidio tiene una pena de 99 años. El segundo grado tiene una pena de 50 años que se atenuó, se redujo un 25%. Se siguen imputando los mismos hechos, las alegaciones son las mismas, lo único que la reclasificación del delito permite modificar la pena”, comentó.

“Se logró justicia para Nancy”

El preacuerdo fue avalado por la familia de Nancy, en específico su hija Nayomi Martínez Rosario, quien así lo hizo constar ante el juez Figueroa Vázquez.

La familia de Nancy lloró y se abrazó en silencio en sala, mientras escucharon al convicto repetir “culpable, vuestro honor”, siete veces.

El fiscal Rivera Méndez reconoció que el proceso ha sido muy emocional y complejo para los familiares, algunos de los cuales tendrían que sentarse a testificar ante el asesino confeso de Nancy, incluido el menor que presenció los hechos.

“La hija mayor (de Nancy) iba a ser testigo, una expareja de él (Reyes Rivero) iba a ser testigo también. Todos nuestros testigos esenciales tenían algún tipo de relación con Nancy y con el convicto, y eso añade unos grados de complejidad mayores, porque las emociones aumentan”, señaló Rivera Méndez.

Por su parte, la fiscal Lismar Rodríguez Silva, coordinadora de la Unidad Especializada de Violencia Doméstica, Delitos Sexuales y Maltrato de Menores de Carolina, resaltó que el fin del proceso sin entrar al tedioso proceso de un juicio permitirá a la familia adentrarse a la fase de sanación, aunque reconoció que “esto no se sana por completo”.

“La justicia se logra de muchas maneras, y hoy se logró justicia para Nancy. Ese era nuestro cometido desde el primer día. Y la justicia para Nancy también se logra con una aceptación de culpabilidad de parte del señor imputado… el escucharlo decir ‘sí, soy culpable’, para esa familia es parte de su sanación”, resaltó.

El asesinato de Nancy ocurrió el 18 de febrero. Dos días después, el Departamento de Justicia radicó siete cargos contra Reyes Rivero. En ese momento, el ahora convicto no prestó la fianza impuesta de $900,000.

----

Si eres víctima de violencia de género u observas que alguna otra persona presenta señales de maltrato, puedes buscar ayuda comunicándote a la División de Violencia Doméstica de la Policía al 787-792-6734 o al 787-782-1050, ext. 1018. También puedes llamar a la línea confidencial de 787-343-2020 para denunciar todo tipo de delito. La línea confidencial de la Oficina de la Procuradora de las Mujeres es el 787-722-2977.

💬Ver comentarios