Luis Alberto Ferré Rangel
💬

Porque hay una historia que contar

Lugar: mezzanine del edificio Torre de la Reina, Puerta de Tierra, San Juan de Puerto Rico. La escena: de noche. Olor a tabaco, cigarrillo y tinta. Maquinillas timbran y teclean. Un joven periodista de voz chillona y pícaros ojos azules grita las últimas instrucciones, papeles regados sobre su escritorio, fotos, lápices rojos, olor a cera. Un joven empresario calmadamente observa, analiza, acompaña y deja que el milagro se materialice.

Nacía El Nuevo Día. Es la noche de la única víspera, cuando todo es antes. Cuando no hay nada escrito. Cuando se sitúan esos hombres y mujeres ante el umbral de sus sueños y de lo desconocido. Y se lanzan, un periódico a la vez.

Ver nacer un diario -cosa que yo no recuerdo- supongo que es casi ver nacer una criatura. No saber qué le depara y en qué mundo se forjará. Empresa arriesgada y hermosa esa de tener hijos, y diarios.

Los diarios, los periódicos, los medios de comunicación, escritos, digitales, radiales, televisivos, grandes o pequeños, independientes, familiares o corporativos son -y continúan siendo- una empresa esencialmente humana.

Un periodista escribe, un vendedor vende, un distribuidor distribuye, un prensista monta, una ejecutiva motiva y una audiencia lee. A pesar de toda la digitalización de nuestra industria, una empresa de comunicaciones hace lo que no hace cualquier empresa: conecta, comunica, reta, inspira, educa, entretiene. Le da un cierto sentido al mundo caótico en que se vivió, se vive y se vivirá.

Tan atadas están las faenas periodísticas a la vida de un país que es casi imposible separar una de la otra, en la radio, en la televisión, en los medios digitales, en la prensa escrita minuto a minuto, hora a hora, día a día, año a año, discurre la vida política, social, económica y cultural de nuestro país.

Hasta que se llega a los 50 años. Entonces se pausa. Se mira hacia atrás y se ve el camino recorrido, los hombres y mujeres que nos acompañaron desde la única víspera.

Y se mira al país que intentó ser, que fue y que será. Ese país, ese Puerto Rico, que a veces parece escapársenos de la mano, pero que siempre regresa a su casa centenaria, como la marea de nuestras costas.

Lo maravilloso de trabajar para un medio de comunicación es poder narrar y documentar para la historia, las grandes y pequeñas gestas de nuestro pueblo; es captar, en toda nuestra imperfección, cómo un pueblo lucha por definirse. Es sentir y navegar la gran marea de la historia juntos, mientras se sortean las olas, los arrecifes y se divisan nuevas tierras y horizontes.

Un periodista sabe que, mientras teclea, narra o graba, hay una historia más grande narrándose y es la de la vida misma, la de un pueblo, la de un país, y que está en nuestras manos respetarla, honrarla, entenderla y quererla, con todas sus frustraciones, desengaños y tribulaciones.

Acompañar a su país en los momentos más duros, no abandonarle y buscar nuevas rutas, es el honor más profundo de cualquier periodista, aun cuando tiene tres o cuatro trabajos que entregar en un día.

En mi podcast de hoy domingo entrevisto a mis hermanas, María Luisa, editora, y María Eugenia Ferré Rangel, presidenta de la Junta de Directores de GFRM, sobre esta intrahistoria de una familia, un diario y un país.

Fecha: 24 de mayo de 2020

Lugar: Edificio GFRM, Barrio Amelia, Guaynabo

La escena: una periodista escribe, un vendedor vende, un prensista monta, una ejecutiva supervisa, un distribuidor distribuye. Teclean las computadoras, suben las fotos al sitio, sube el video para el anuncio, editores dan últimas instrucciones, todo listo para la edición ahora y de mañana.

Porque hay una historia que contar.



Otras columnas de Luis Alberto Ferré Rangel

domingo, 8 de noviembre de 2020

Cruzando el umbral

La nueva gobernanza política y cívica queda en manos de todos. Los tiempos exigen salir de las gradas y defender las causas que nos unen, escribe Luis Alberto Ferré Rangel

domingo, 11 de octubre de 2020

Espiral

Como una espiral, aunque en el proceso de cambio se vuelva atrás, el entendimiento alcanzado sobre la igualdad entre los géneros la hará moverse adelante, escribe Luis Alberto Ferré Rangel

domingo, 27 de septiembre de 2020

Puerto Rico 2030, ahora

Luis Alberto Ferré Rangel alude a la importancia de articular en plan de País metas precisas para reducir la pobreza, atender adecuadamente el manejo de los desperdicios sólidos, así como mejorar la educación y la salud

domingo, 13 de septiembre de 2020

Acelerando la innovación social

Las ventajas de una Alianza Público Privada para el Desarrollo Sustentable (APPDS) a diferencia de una APP tradicional es que la participación de la comunidad y/o de las organizaciones sin fines de lucro podría garantizar mayor transparencia, escribe Luis Alberto Ferré Rangel

 

Ups...

Nuestro sitio no es visible desde este navegador.

Te invitamos a descargar cualquiera de estos navegadores para ver nuestras noticias: