Luis Alberto Ferré Rangel
💬

Verano de pandemia

Se llenaron las playas, se llenó la ruta de Piñones, se llenó un río de “four tracks”. Algunos salen a tientas, ciegos en plena luz del día. Otros no salen. Entre la bravura y el miedo, la esperanza y la urgencia, salimos a la calle luego de dos meses y medio de encierro domiciliario.

Nos reciben el polvo del Sahara y los sofocones de la ciudad. Mientras gran parte del gobierno sigue cerrado y con más de 320,000 personas desempleadas, el sector privado, pequeños y grandes, abre con todo tipo de restricción.

Las proyecciones económicas apuntan a una contracción que fluctuará entre un 4% y 8%. Con un sector público casi inoperante y cobrando, le ha tocado a la empresa privada -desde el barbero hasta los centros comerciales y la manufactura- echar el resto para ver empezar a mover la economía.

Además de las ayudas federales, poco o nada es lo que se escucha desde La Fortaleza sobre cuál es la ruta a la recuperación económica, ni para las pequeñas y medianas empresas, ni para los sectores de la manufactura, comercio, agricultura, servicios y construcción.

La Junta de Supervisión Fiscal acordó darle un año más al gobierno para realizar las reformas estructurales necesarias para lograr la sustentabilidad social y económica de Puerto Rico. El Plan Fiscal, que ha sido criticado por quienes piensan que es muy austero o que es muy optimista en sus proyecciones económicas, ha quedado así en suspenso hasta que entre el nuevo gobierno en funciones en enero de 2021.

Ocurriendo todo ello, la curva de contagios y de muertes sigue en ascenso (y con toda seguridad subestimada), nosotros en la calle y el gobierno sin poder establecer aún un protocolo de pruebas masivas y un sistema de rastreo de contagios. De continuar así y la gente no protegerse, los contagios se dispararán durante el verano y el gobierno tendrá que decidir si regresa a la cuarentena o no. Menuda decisión en plena primaria.

Ahora, quienes han estado bien ocupadas son la legislatura y la gobernadora.

Wanda Vázquez saca tiempo para irse de campaña primarista. Antes de unírsele en caravanas -donde, en vez de facilitar que se hagan pruebas moleculares, reparten mascarillas- la legislatura intenta rescribir un nuevo contrato social con las reformas a los códigos civil, electoral y municipal, sin que el país tenga la oportunidad de expresarse.

Para abordar el tema entrevisto en mi podcast “Ciencia y Democracia” al Dr. Ricardo González, profesor de la UPR y expresidente de la División Caribeña de la Asociación Americana para el Avance de las Ciencias, División del Caribe, y con la licenciada Mayte Bayolo-Alonso, abogada a cargo de asuntos legislativos de ACLU Puerto Rico, sobre la necesidad de contar con legislación participativa y basada en evidencia científica.

Y con el sopor del verano, se asienta también la burocracia del Departamento de Educación… Miles de niños que dependían de los comedores para recibir su única comida caliente y nutritiva al día, quedaron sin ese servicio. También quedaron sin clases y, sin importar si unos se esforzaron para aprovechar el semestre, a pesar de los sismos, pasarán de grado lo mismo que el que no aprendió. Organizaciones sin fines de lucro, y algunos municipios, se han ocupado de llevarles ayudas a sus familias.

Sin embargo, este no ha sido el caso de la primera escuela alianza Vimenti, en el mismo corazón del residencial Ernesto Ramos Antonini, ni tampoco es el caso del Instituto para la Nueva Escuela. Ambas organizaciones -de manera distinta- se han mantenido vinculadas a sus comunidades escolares para atender el rezago educativo producido no solo por los eventos recientes, sino por el trauma estructural provocado por la pobreza e inequidad.

En mi podcast de hoy domingo entrevisto a la directora ejecutiva de Vimenti, Bárbara Rivera, y cómo ese proyecto educativo busca formar ciudadanos globales interesados en aprender a lo largo de su vida. En pocos meses de formada, Vimenti ya va dando los primeros pasos para facilitar la movilidad social de sus estudiantes.

No todo es un sofocón, en este nuestro primer verano de pandemia.




Otras columnas de Luis Alberto Ferré Rangel

domingo, 14 de junio de 2020

La historia invisible

Reconocer y admitir que hay un problema de racismo y discrimen es el primer paso para tener las conversaciones difíciles en el seno familiar, corporativo y político, escribe Luis Alberto Ferré Rangel

domingo, 7 de junio de 2020

Silencio

Negar el derecho a la discusión pública y la participación ciudadana son actos de violencia. Imponer el silencio es ir contra la corriente histórica, dice Luis Alberto Ferré Rangel

domingo, 24 de mayo de 2020

Porque hay una historia que contar

Acompañar a su país en los momentos más duros, no abandonarle y buscar nuevas rutas, es el honor más profundo de cualquier periodista, escribe Luis Alberto Ferré Rangel

domingo, 17 de mayo de 2020

Interregno

Es un período muy delicado en el que nos encontramos como individuos, sociedad, gobierno y como nación. Hay una batalla campal entre paradigmas de explotación y corrupción y los paradigmas de liberación y apertura, dice Luis Alberto Ferré Rangel