Félix Jiménez

Buscapie

Por Félix Jiménez
💬

Paz y ciencia

Todos dicen casi lo mismo, y en casi todo tienen razón. Mis amigos, que ahora reinician su romance interrumpido con el teléfono, se desbordan en palabras porque, como el resto del mundo, estamos metidos en algo de lo que no sabemos ni cómo ni cuándo vamos a poder salir. Así es que, extremadamente verbales como son, hay que hablar, decir, opinar y comunicarse desde donde están.

Y así han llegado y salido las llamadas y los mensajes – desde Canadá, Australia, España, Nueva York, Miami, y el largo etcétera – que comienzan con una orden/consejo (“calma, sobre todo”), seguida de las bienintencionadas frases “Hay que mantener la paz” y “Sabes que todo esto se arregla con ciencia”. Nos conocemos.

Sabido, pero apreciado. Es que nos conocemos y nos queremos y eso nos da pasaporte de intervención para opinar sobre cualquier cosa que le pueda pasar al otro. Y más allá de todo lo sabido, también están los descubrimientos.

Llamo a Axel, a quien no veo hace meses y ahora pasaré más tiempo sin verlo, por eso por todos sabido. Me cuenta: la casa, la familia, el trabajo, las tías, la prima, el nuevo bebé. Entonces, las preguntas de parte y parte. Y él me dice, “es la espera, y uno se aburre, ¿tú no te aburres?”

Yo le digo que no.

“¿Cómo va a ser? ¿Que tú no te aburres nunca?”

No.

Es que es verdad. O debo ser extrañísimo (y quizás algunos de ellos así lo piensan, no me extrañaría) o deben pensar que es mentira, pero no.

No todo me agrada, pero no me aburro. No todo me gusta, pero no me aburro.

Y más aún, no entiendo el concepto.

Pero muchos de mis amigos me han dicho que en estos momentos de pandemia lo que sienten es preocupación y aburrimiento.

Yo sí me preocupo.

Pero no me aburro.

Me parece que aburrirse debe ser difícil... y aburrido.

Y me parece escuchar a Axel diciendo, “oye, no te vayas a aburrir ahora con tanta paz y tanta ciencia”.


Otras columnas de Félix Jiménez

sábado, 20 de junio de 2020

Días sin abrazos

Cada mañana es lo primero que pasa por la mente, el recuerdo de las ausencias. Recordarlas, Escribirlas. Combatirlas con las palabras y los números, escribe Félix Jiménez

sábado, 6 de junio de 2020

Días y días

Discriminar es una acción inmoral, cruel, insana, inexplicable. Nadie es como se ve, argumenta Félix Jiménez

jueves, 21 de mayo de 2020

Días de fiesta

Aquella maestra nos enseñó que teníamos que deshacernos en los días, descubrir, describir, desvelar, deshacernos de los miedos y que la vida nos recompensaría, recuerda Félix Jiménez

sábado, 9 de mayo de 2020

Carne con carne

La tragedia es la enfermedad, no las papilas gustativas. La tragedia no es que no puedas celebrar tu carne con carne, reflexiona Félix Jiménez