Isamari Castrodad

Buscapie

Por Isamari Castrodad
💬

Un concierto a través del celular

Hace unos meses leía sobre el protocolo para el uso de los teléfonos móviles durante un concierto. Reglas explícitas y tácitas, que intentaban disuadir al público de grabar los conciertos a los que asistían. Es que estos eventos han sido invadidos por cámaras telefónicas que se interponen entre el público y el artista como una pared de rebote que desvía la imagen y el sonido. Al final todo llega diferido, como si lo estuvieras viendo en el televisor de tu casa y no en un estadio o sala artística con la fidelidad y la magia que produce un espectáculo presencial. 

No sé en qué momento emigramos hacia la enajenación, cuándo renunciamos al disfrute del momento, a la construcción de recuerdos con la memoria como recurso principal. Existen otras consideraciones como la incomodidad visual que produce la luz de la pantalla del teléfono, la legalidad de grabar y luego retransmitir esa música en redes sociales, la impertinencia de opacar la vista de los vecinos de silla y la falta de conexión con el artista que desde el escenario no logra conectar con los ojos de sus fanáticos, sino con sus teléfonos.

Quizás sea un intento por retener lo efímero, una pequeña conquista sobre lo inexorable. ¿O será acaso el deseo de validarse, de mostrarse ante los demás en esa circunstancia de placer privilegiado? Tal vez la necesidad irremediable de la representación, porque si no lo inmortalizas crees que no pasó.  

Lo que más me sorprende es que ahora que no podemos congregarnos y nos vemos forzados a ver los conciertos a través del celular, la urgencia de grabar ha desaparecido. Ahora conectamos con el artista, escuchamos, retenemos el momento en la memoria sin miedo a perderlo. Cuando regresen los conciertos presenciales practiquemos lo aprendido y restablezcamos esa conexión íntima que habíamos perdido. 


Otras columnas de Isamari Castrodad

martes, 7 de julio de 2020

Todos estamos juntos en esto

El pensamiento final de Milton Glaser es universal: lo mejor que nos podría suceder sería que entendiéramos que estamos relacionados, que nos necesitamos unos a los otros, dice Isamari Castrodad

miércoles, 24 de junio de 2020

Fatiga de precaución

Cada quién decide cómo insertarse de nuevo en la vorágine cotidiana, pero debe tomar en cuenta que las decisiones individuales siempre impactan el colectivo, dice Isamari Castrodad

martes, 26 de mayo de 2020

La lentitud como estrategia de resiliencia

La lentitud es la oportunidad de vivir en calma, con tiempo para ponderar, para el disfrute de los sentidos y para profundizar, escribe Isamari Castrodad