Chu García

Chuchazo

Por Chu García
💬

André Curbelo: su luz de estrella se prende más

Me cuentan que cuando era alumno del Colegio La Salle, en Bayamón, antes de trasladarse a Nueva York, con 13 años, gustaba de llegar más temprano y acudir a la cancha bajo techo a practicar disparos y rutinas de manejo del balón. 

Al llevar el baloncesto en la sangre, pues es hijo de Joel Curbelo, con 18 temporadas en el BSN y líder de anotaciones con 25.48 con los Gigantes de Carolina en la temporada de  1995, André se ha entregado sin economías siempre. De ahí que 12 universidades de División 1, de la NCAA, buscaran reclutarle, pero optó por Illinois, llegando a un acuerdo el 1 de noviembre de 2019. 

Luego de triunfar plenamente en la escuela Long Island Lutheran, donde fue recomendado por el ex canastero Edgar Padilla, as en Umass, junto a Carmelo Travieso, este armador nacido en Vega Baja, ha dejado huellas gloriosas en los certámenes de FIBA como estelar del Equipo Nacional: bronce en U-17 y U-19 y oro en U-16. 

Para llegar a los Fighting Illini  de Illinois, intervino el asistente Orlando Lantigua, que jugó como nativo en Puerto Rico y fue compañero de su padre en el club carolinense. 

Su próximo coach, Brad Underwood, estima que André es uno de los más preciados PG de la nación por la precisión de sus pases, amén de su poderío ofensivo, con ventaja extra de capturar rebotes con facilidad porque no tiene miedo de pelear en la zona pintada. 

Su progresión en alza continua, ha provocado que la cúpula del Seleccionado adulto se haya fijado en él y no sería extraño que lo escogieran para el Repechaje para ganar experiencia. 

Por primera vez en su historial, su alma máter se llevó el título del este estado neoyorquino en la categoría AA, y le tocó ser el motor en la mayoría de las victorias. 

Su papá ha preferido que esté con Illinois en vez de una institución universitaria de más valía porque crecerá la oportunidad de ver acción durante más minutos, y de acuerdo a los elogios de Underwood, no sería extraño que forme parte del quinteto inicial a pesar de ser novato. 

Este Curbelo, pues, sabe a caramelo.


Otras columnas de Chu García

lunes, 6 de julio de 2020

Toño Feliciano: 98 años de felicidad

Toño Feliciano supo auparse a través del deporte, practicando pista y campo, como corredor de 400 y 800 metros, más béisbol y sóftbol mientras era becario en la UPR, escribe Chu García