Chu García

Chuchazo

Por Chu García
💬

El enigma de jugar sin público

La pandemia del coronavirus, que además de muerte y dolor ha causado penuria económica en todo el mundo, tiene enfilado a los deportes profesionales colectivos a activarse en un futuro muy temprano sin público en sus estadios. 

El boxeo también va por igual camino, sumándose el tenis y el golf, entre otros, lo que provoca pros y contras que desembocan en un enigma, pues los fanáticos forman la coreografía, y la escenografía sería como un bosque sin árboles. 

Obviamente, la gran pérdida de dinero de las ligas y por ende de sus equipos, es el causal de este ofrecimiento que beneficia en demasía a la televisión, que tiene contratos multimillonarios con la NBA, las Grandes Ligas, la NFL, la NHL y las ligas internacionales de fútbol, y podría resarcir así su falta de programación en vivo y no depender meramente de enlatados. 

Sin embargo, creo que los partidos no tendrían el mismo desempeño de sus participantes, pudiendo dar impresión de ser una farsa por lucir más como un encuentro de exhibición que uno tradicional

El fan en las tribunas, definitivamente, es el detonante para que el atleta ofrezca el máximo en búsqueda del triunfo y el consecuente aplauso. 

Soy de los que piensan, pues, que tendría un aire de reality show, faltando solo un libreto, pero con competidores posiblemente disfrazados de actores

Si bien es cierto que todo depende de cómo sea el cristal con que se mire, y que el toque maquiavélico del fin justifica los medios estaría presente, es un arma de doble filo este puzzle, ya que en los terrenos de lucha descendería la entrega y la pasión al estar vacío los parques y arenas. 

Promotores boxísticos como Bob Arum son los que tienen más prisa de producir carteleras por su acuerdo con ESPN, al igual que la UFC, y su presidente Dana White, que cada año va logrando que las artes marciales mixtas tengan más adeptos. 

De hecho, se acaba de cancelar el combate de Jim Ferguson, que se iba a efectuar ayer, con el ruso Khabib Nurmagovedov, campeón ligero y récord de 28-0, considerado el mejor universalmente y quien decidió no viajar a USA.  


Otras columnas de Chu García

lunes, 6 de julio de 2020

Toño Feliciano: 98 años de felicidad

Toño Feliciano supo auparse a través del deporte, practicando pista y campo, como corredor de 400 y 800 metros, más béisbol y sóftbol mientras era becario en la UPR, escribe Chu García