Liza Gallardo

Punto de vista

Por Liza Gallardo
💬 0

Abusos contra las mujeres en la Internet

Las redes sociales han ayudado a aumentar la libertad de expresión y el acceso a la información. Sin embargo, también se han convertido en un lugar peligroso para grupos vulnerables como las mujeres y personas de la comunidad LGBTIQ. La migración al mundo digital de la discriminación y la violencia ha convertido la Internet en el escenario perfecto para incitar a la violencia e insultar. Este 8 de marzo, en el que el mundo celebra el Día Internacional de las Mujeres, es preciso hablar sobre los daños a la integridad y salud mental que provoca este tipo de violencia que en muchas ocasiones suele ignorarse.   

Hace poco más de una semana nos despertamos con la noticia de la muerte de la mujer transgénero Alexa. Unas horas antes del desenlace fatal en las redes sociales llovieron los mensajes de odio hacia la mujer. Según trascendió, unas personas cuestionaron que Alexa entrara al baño de mujeres con un espejo lo que interpretaron como una amenaza a su seguridad. De inmediato, la publicación se viralizó suscitando todo tipo de comentarios de odio. Al día siguiente Puerto Rico y el mundo ya conocía sobre el crimen de odio. 

En ese momento fuimos testigos del peligro que encierra la Internet: la rapidez con la que pueden multiplicarse una publicación puede dar paso a un desbordamiento de odio focalizado. Aunque de alguna forma ya sabíamos el arma de doble filo que puede ser la Internet, ese día nos sacudió el alma. Nos hizo reflexionar si el desenlace fatal se pudo haber evitado si no se hubiesen compartido información falsa y prejuiciosa. De cierta forma, esas personas que compartieron el contenido fueron cómplices del crimen.

En un estudio de 2017, Amnistía Internacional reveló el impacto de los abusos contra las mujeres en la Internet. Un 23% de las mujeres encuestadas en el estudio dijo que había experimentado abusos o acosos en internet al menos una vez. Un 41% de esas mujeres llegó a sentir amenazada su integridad física. Y hasta un 76% de estas mujeres hizo cambios en la forma que usan las plataformas o las dejaron de usar por temor. 

Ese miedo a la seguridad que experimentan las mujeres y otros grupos marginados no desaparece cuando salen de la Internet. Las plataformas digitales ayudan a exponer los discursos de odio que son reproducidos por simpatizantes a una velocidad inimaginable. Al igual que sus consecuencias. Pero para la persona víctima de violencia, su seguridad y tranquilidad son trastocadas tanto dentro como fuera de Internet. 

Amnistía Internacional Puerto Rico desarrolló una campaña con mensajes de odio reales de usuarios en las redes sociales antes y después del asesinato de Alexa. El mensaje que se quiere llevar es que compartir información falsa y de odio puede tener serias consecuencias en la vida de las personas. El compartir odio te hace cómplice de actos de odio. 

También tenemos que señalar a líderes del gobierno e iglesias fundamentalistas que son responsables de propagar discursos de odio y misóginos. La continua intromisión del fundamentalismo religioso en asuntos del estado atenta contra los derechos humanos de las mujeres y otras poblaciones vulnerabilizadas. Con sus mensajes están tratando de invisibilizar la violencia contra las mujeres, suprimir la educación en igualdad y controlar el cuerpo de las personas gestantes. 

Este Día Internacional de las Mujeres hacemos un llamado al gobierno para que cumpla con su deber de reducir las desigualdades y los problemas que afectan a las mujeres. Es urgente que se implante la educación con perspectiva de género en las escuelas públicas del país que fomenten el desarrollo de relaciones equitativas entre las personas. Exhortamos al gobierno a proteger la separación de Iglesia y Estado para garantizar una legislación en igualdad para todas las personas.  

Lea también Un brazo roto sin importancia

El valor de la mujer todos los días


Otras columnas de Liza Gallardo

💬Ver 0 comentarios