Luce López Baralt
💬

¿Dos nacionalidades puertorriqueñas?

En un impresionante gesto de generosidad, Jasmine Camacho-Quinn, nacida en Carolina del Sur y educada en la Universidad de Kentucky, entregó su brillante victoria olímpica a Puerto Rico, el país de su madre. Dije “el país”, pues así precisamente lo llamó Camacho-Quinn en una entrevista: “a small country”. Cuando USA Today transcribió sus palabras, cambió la palabra “country” por “territory” (Jorell Meléndez-Badillo, “Camacho Quinn’s gold medal sparked a debate about Puerto Rican national identity”, The Washington Post, 5-VIII-2021). Curiosamente, no dejaron que la victoriosa vallista reclamara a Puerto Rico como país. Pero ella lo desgajó de Estados Unidos, porque sin duda lo imagina como una entidad independiente de su patria natal. La bandera monoestrellada que ondeó debería, en efecto, significar un país. En el fondo, Camacho-Quinn compitió por un mito soñado por ella más que conocido: por la Preciosa sin bandera, sin lauros ni gloria de Rafael Hernández; por la flor cautiva de la “Verde luz” del Topo, que trocó en una maga encendida sobre el cabello. Flor siempre cautiva, que constituye un enigma, un conflicto vivo, como quiera que la miremos.

Otras columnas de Luce López Baralt

domingo, 17 de octubre de 2021

“¡Usted habla como Rubén Darío!”

Precisamente con nuestras cadencias fue que Rubén Darío enamoró para siempre a su abnegada musa, aquella que supo acompañarlo a la ‘fuente de noche y olvido’, escribe Luce López Baralt

domingo, 1 de agosto de 2021

“Resido en un país que no lo es”

Corremos peligro de perder no solo las instituciones, sino el país. Ciertamente, Puerto Rico no ‘es’ un país en el sentido jurídico. Pero aun es, escribe Luce López Baralt

domingo, 20 de junio de 2021

La esperanza, posible hasta en Auschwitz

Si Gisèle pudo sobrevivir Auschwitz, ¿cómo no habremos de sobrevivir nuestro sufrido Puerto Rico? Imposible que no superemos esta etapa sombría, escribe Luce López Baralt

domingo, 16 de mayo de 2021

La mujer como “error de la naturaleza”

Deshacernos de un pasado milenario --y, por más, canonizado-- es difícil pero no imposible. Pongamos manos a la obra antes que nos sorprenda la muerte de otra mujer, escribe Luce López Baralt

💬Ver comentarios
Popular en la Comunidad

Ups...

Nuestro sitio no es visible desde este navegador.

Te invitamos a descargar cualquiera de estos navegadores para ver nuestras noticias: