Luce López Baralt
💬

La ética laboral de no dar un tajo

Lamento decir que no me sorprendió la noticia escandalosa de que el 40% de los empleados públicos de Puerto Rico no va a trabajar (El Nuevo Día, 20 sept. 2019). Antes, lo primero que me vino a la mente fue la etimología infamante de la palabra “trabajo”, que descubrí hace mucho de la mano de mi profesor de latín, el insigne Segundo Cardona. “Trabajo” proviene de la voz tripalium, que alude a un cepo de “tres palos” con el que se inmovilizaban los esclavos para castigarlos. Tripaliare significa pues “torturar”, para el horror íntimo de las culturas neolatinas que aun empleamos el vocablo teñido de sufrimiento --y, por más, de secreto vejamen--. Con nosotros los hispanohablantes también “sufren” el trabajo los franceses (travail), los italianos (travaglio) y los portugueses (trabalho). Estamos pues ante un legado colectivo que las culturas neolatinas debemos conocer a fin de que lo podamos combatir mejor. 

Otras columnas de Luce López Baralt

domingo, 13 de septiembre de 2020

¿Cómo se siente una persona colonizada?

Los niños puertorriqueños no se educan para serlo, sino para aspirar a suplantar su identidad por otra. Imposible que esta educación bifronte no nos pase a la larga una factura histórica, de acuerdo con Luce López Baralt

domingo, 23 de agosto de 2020

La educación a distancia: una educación distante

Pese a la tecnología ‘revolucionaria’ de la cibernética, la educación universitaria ha dado marcha atrás un siglo. Sigue siendo educación a distancia, distante, empobrecedora, dice Luce López Baralt

domingo, 26 de julio de 2020

En defensa del síndrome de Stendhal

Se trata, en el fondo, de un síndrome universal, propio de cualquier ser humano sensible. En estos instantes en cúspide la persona experimenta una sacudida estética repentina, escribe Luce López Baralt

domingo, 21 de junio de 2020

Cuando los imperios colapsan

La escritora Luce López Baralt traza paralelismos entre la situación que vive actualmente Estados Unidos con la caída de imperios de antaño, como los de Babilonia, Roma o Francia.