Phillip Arroyo

Desde la diáspora

Por Phillip Arroyo
💬

Estados Unidos jamás nos verá como iguales

Desde hace meses he estado inactivo dentro del mundo de la política debido a compromisos con la reválida de Derecho y otros de índole profesional. Sin embargo, he decidido hacer un breve pero preciso paréntesis para compartir mi análisis político en torno al plebiscito de este domingo que, más allá de ser un proceso fundamentado en la mentira, es un gasto innecesario de fondos públicos en Puerto Rico durante una crisis económica.

A continuación menciono puntos esenciales para analizar antes de tomar la decisión de votar o no este domingo.

1.   Cero peso legal:

Debes saber que los resultados del plebiscito del domingo no serán válidos jurídicamente. El secretario de Justicia de los Estados Unidos ha dejado bien claro, mediante comunicación escrita, que el proceso plebiscitario impulsado por el sector estadista no cuenta ni con el aval del Congreso ni con los $2.5 millones asignados por la administración Obama para un futuro plebiscito.

Eso convierte este plebiscito en un proceso nulo y sin fuerza de ley. La cláusula territorial de la Constitución de los Estados Unidos dicta claramente que la Isla es propiedad de los Estados Unidos y todo asunto relacionado al estatus le compete al Congreso federal y no el pueblo de Puerto Rico.

Sin el aval del Congreso, puede ganar la estadidad con 100% del voto, y aun así los Estados Unidos no estarán obligados a respetar los resultados.

2.   Boicot político:

La famosa excusa que han utilizado los Estados Unidos para evadir tocar el tema del estatus por décadas ha sido que “los puertorriqueños están divididos” o “los puertorriqueños son incapaces de ponerse de acuerdo”. Créeme, cuando yo era estadista y trabajaba en Washington, todos los políticos americanos se agarraban de lo mismo.

Con este proceso plebiscitario, en el que media el boicot de casi todos los sectores políticos y cívicos, los Estados Unidos rápidamente se aprovecharán  para mostrarle al mundo “cuán divididos están esos puertorriqueños”, para así perpetuar la colonia y seguir evadiendo su responsabilidad como el país más “libre  y democrático del mundo”.

3.   Poco impacto en Estados Unidos:

Acá en los Estados Unidos no ha salido una sola noticia en los medios nacionales, y mucho menos estatales, sobre el plebiscito de este domingo. Al igual que sucedió luego del plebiscito de 2012, en el que ganó la estadidad, nadie en los Estados Unidos se enterará y a nadie en los Estados Unidos le importará. ¿Por qué? Porque no nos ven como iguales y jamás nos verán como iguales.

En fin, el plebiscito es un gasto de dinero y tiempo que bien se pudo haber utilizado para ayudar a los sectores más pobres y marginados de nuestra patria.

Que no le quepa la menor duda a nadie: el único fin de este proceso plebiscitario es dividir al pueblo más aun, estirar el chicle de la desgastada y derrotada opción estadista e intentar revivir la ideología que es la razón de ser del Partido Nuevo Progresista. La imagen de esta colectividad ha quedado severamente maltrecha luego que el pueblo vio con sus propios ojos como los Estados Unidos rechazaron la victoria de la estadidad en 2012 e impuso una Junta de Control no electa para gobernar a Puerto Rico a la fuerza.

Yo sugiero que no participemos de ese circo y como alternativa nos enfoquemos en cómo podemos echar a Puerto Rico hacia adelante sin depender de nadie.

Este domingo estaré tranquilo en mi casa tomándome un café y escuchando la canción “Latinoamérica” del artista boricua Residente en vez de estar pendiente a los resultados del plebiscito.

No gastaré mi tiempo. ¿Y tú?

Otras columnas de Phillip Arroyo

martes, 12 de diciembre de 2017

El PNP al borde del nocaut

El analista Phillip Arroyo explica lo que considera la derrotada estrategia estadista

viernes, 29 de septiembre de 2017

The United States has failed Puerto Rico

Lawyer Phillip Arroyo criticizes the poor commitment of Trump and his administration with Puerto Rico during the crisis after the impact of Hurricane Maria and questions his upcoming visit