Mayra Montero
💬

Cristóbal Colón da la vuelta

Siguen cayendo las estatuas en Estados Unidos.

Las de Cristóbal Colón han sido derribadas y algunas han ido a parar al mar. Creo que a la alcaldesa de San Juan le están pidiendo que baje la que está en la Plaza Colón. Pues bien, si lo hace o no es asunto de ella. Me comentaron que en Génova están comprando las estatuas de Colón que nadie quiere. Tirarlas por tirarlas, tampoco. Se les puede sacar un dinerito.

No sé si exista el más allá, pero si existe, Colón seguro que estará pensando que para qué nos habrá descubierto. Claro, si no nos hubiera descubierto, la mitad, o más de la mitad de los que están derribando sus estatuas, estarían en España o en el Reino Unido, cuando no en Alemania o en Córcega. Muchos de nuestros ancestros son culpables de todo. Enciendo un fósforo y de vez en cuando lo acerco a la foto de mi bisabuelo. No me decido a la quema, pobrecito mío.

Por otra parte he leído que ya han impuesto multas por desperdiciar el agua.

No hay manera de controlar eso: hay muchísimas viviendas y condominios donde los residentes no se han enterado de que hay sequía.

Cuando cortan el agua, tienen a su disposición los tanques azules que han instalado en el techo, o las cisternas (en el caso de los condominios). Hay decenas de miles de personas que no saben lo que es echar un cubito al inodoro o bañarse la noche antes, a toda prisa, antes de quedarse a secas.

En mi cuadra, unos vecinos trajeron un tanque gigantesco, y mientras miraba a los obreros izarlo, pensé que para llenarlo se necesitarán dos o tres días. De ese modo, cuando cortan el agua, ni lo sienten. Y cuando la restablecen, los depósitos empiezan a chupar, privando a los que no tienen tanques o cisternas de una presión decente.

Las multas que alegan que han puesto, aparte de inútiles son injustas.

Para la próxima que tengamos sequía, en lugar de multar al que está a la vista, derrochándola en lavar el carro, mejor se enfocan en el gasto según el contador de agua. Es la única manera de saber quién reduce el consumo.

La cantidad de tanques que se ven por todas partes, y los que están pedidos, provocan lo siguiente: al reconectar el servicio el día que toca, el que tiene un tanque nuevo gasta el doble, y en lo que se llenan esos pompeyanos depósitos, la presión de agua desciende en el barrio o las urbanizaciones circundantes.

Casi nadie está bañándose con cubitos, o recogiendo agua para fregar los platos. En los condominios ponen advertencias al lado de los ascensores, pero no la cortan ni un par de horas.

¿Entonces qué?

Este es el racionamiento más desigual del mundo, y solo puede controlarse desde la propia Autoridad de Acueductos. Si alguien se pasa de listo, ahí está el historial de consumo para comprobarlo. Lo demás es show. Multan a una pobre viejita que riega sus gardenias, y al privilegiado que llena el jacuzzi, en la intimidad de la urbanización cerrada o el penthouse, nadie se lo echa en cara.

No en balde Cristóbal Colón se arrepiente de haber oído toda la noche pasar pájaros. Está en su diario de a bordo: los pájaros eran señal de que estaban a ley de nada para alcanzar las Indias.

Hubiera dado la vuelta.

Otras columnas de Mayra Montero

jueves, 13 de agosto de 2020

Unas elecciones en vilo y un plebiscito muerto

El plebiscito ‘Estadidad Sí o No’ ya está muerto y enterrado. La Junta de Control Fiscal no va a aprobar el desembolso de $3 millones para que el gobierno lleve a cabo un ejercicio que ya el subsecretario de Justicia federal dijo que no reconocen, dice Mayra Montero

martes, 11 de agosto de 2020

Despejen el cucarachero

Si Juan Ernesto Dávila tuviera un poco de amor propio, un ápice de sentido común, ya el domingo se tendría que haber ido. El pobre, creo que está persuadido de que lo valiente es quedarse, y nadie lo ha sacado de su error, dice Mayra Montero

lunes, 10 de agosto de 2020

A escobazos en el templo

Surja de sus cenizas el nuevo aparato electoral moderno. Como ningún candidato se atreverá a tocarlo, alguien deberá privarlo del oxígeno. Ya me entienden. Díganle adiós.

domingo, 9 de agosto de 2020

Ni siquiera elecciones generales

Van a ‘posponerlas’. Cómo no. ¿Y de dónde va a salir el dinero para volver a levantar el andamiaje, o la mitad del andamiaje, o una cuarta parte del andamiaje en este panorama excrementado y hueco? Más importante aún: no hay dinero para celebrar las elecciones generales, dice Mayra Montero