💬

Urge apoyar gestiones de sostenibilidad alimentaria

Adelantar iniciativas agrícolas innovadoras, dirigidas a fomentar la sostenibilidad alimentaria de Puerto Rico, como parte de una transformación clave para impulsar la economía local y promover una mejor nutrición de la población, constituye la gestión incipiente de jóvenes emprendedores que abren brechas con ese objetivo firme de desarrollo sostenible.

Los proyectos de siembras agroecológicas y de ganadería apoyada por avances tecnológicos, entre otros, toman fuerza en varias regiones de la isla y demandan amplio apoyo gubernamental, del sector privado, así como patrocinio abarcador de los consumidores puertorriqueños.

El respaldo multisectorial a las referidas iniciativas cobra relevancia creciente ante un disloque de la cadena de suministros de productos vinculado a la pandemia del COVID-19 y al conflicto entre Rusia y Ucrania. La situación propicia inflación en los precios de mercancía diversa, pero especialmente de los alimentos. Ello supone impacto serio en Puerto Rico, que importa más del 80% de los productos que se consumen en la isla.

Sin embargo, la visión atinada de jóvenes puertorriqueños comienza a impulsar proyectos que representan alternativas para la producción de alimentos nutritivos de alta calidad. Las iniciativas constituyen pasos significativos para promover la seguridad alimentaria en nuestro país.

Entre los referidos proyectos figura la finca Plenitud PR, en Las Marías, que opera como una organización sin fines de lucro dedicada al cultivo agroecológico. La entidad, encabezada por la joven Rebekah Sánchez, ha creado decenas de huertos comunitarios y brinda educación para fomentar la sostenibilidad alimentaria en coordinación con el proyecto Josco Bravo.

Es significativo que estos esfuerzos comienzan a recibir respaldo de diversas comunidades, especialmente en zonas rurales donde residen numerosas familias que viven bajo el nivel de pobreza. Mediante huertos comunitarios y colaboración mutua se obtienen alimentos frescos para consumo cotidiano mientras aumenta la participación en actividades que mejoran la calidad de vida. Además, se impulsa el giro sugerido por científicos de intensificar plantaciones locales para combatir el calentamiento global.

En estas iniciativas están inmersos también jóvenes como Wesley Cardoza en Cabo Rojo. El egresado del Colegio de Ciencias Agrícolas de la Universidad de Puerto Rico en Mayagüez lidera en el referido pueblo una agroempresa familiar dedicada a la producción de lechuga del país.

Más allá de las siembras, otros jóvenes incursionan en renglones del agro como la ganadería. Miguel Carrero Caro, quien en 2018 completó un bachillerato en Agronegocios en la Universidad de Puerto Rico, estableció una crianza de ganado de carne enfatizando el mejoramiento genético en Rincón. Guiado por prácticas de conservación tales como cultivo de forrajes mejorados altos en proteínas, así como la elaboración y uso de heno como alternativa alimenticia de ganado, aporta a la economía local con productos de alta calidad. La industria ganadera busca depender menos del alimento concentrado a base de granos y procura mayor ayuda del gobierno para mantener operaciones estables. Además del ganado, en la isla persisten grupos dedicados a la crianza de pollos, cerdos, conejos, ovejas y cabras con alto potencial de desarrollo.

Son también encomiables las aportaciones para impulsar el agro desde el tercer sector. Entidades como Nutriendo PR impulsan planes creativos de seguridad nutricional. Además, brindan asesoramiento a emprendedores y fondos para iniciar proyectos innovadores.

Una colaboración mayor del gobierno y el sector privado para mantener y estimular la producción agrícola local, así como un respaldo creciente de más ciudadanos, pueden contribuir a adelantar la meta recién citada por el Departamento de Agricultura de bajar un 40% las importaciones de alimentos en un plazo de seis años mediante un giro amplio al consumo de nuestros productos.

El compromiso de jóvenes agricultores y otros emprendedores con ese objetivo inquebrantable representa la respuesta acertada ante el persistente disloque en la producción en Europa y otros países, al igual que en el transporte de víveres, así como de materias primas que se han importado masivamente por décadas.

Apoyar y acoger proyectos agrícolas diversos en Puerto Rico debe asumirse como prioridad por toda la población y por el gobierno, emplazado a poner en vigor una política pública que promueva de forma abarcadora la sostenibilidad alimentaria del país.

💬Ver comentarios
Popular en la Comunidad

Ups...

Nuestro sitio no es visible desde este navegador.

Te invitamos a descargar cualquiera de estos navegadores para ver nuestras noticias: