Yarimar Bonilla
💬

Necrópolis

Nos encontramos abrumados por titulares de masacres, guerras de puntos y tiroteos en plena luz. Para algunos esto es algo que se ve solo en noticieros y videos virales. Para otros es parte amarga de la cotidianidad. Pero no importa la relación o proximidad que tengamos a las balas que se cruzan por el aire, a todos nos preocupa la seguridad y la posibilidad (o imposibilidad) de vivir en lo que antes llamábamos la isla del encanto.

Otras columnas de Yarimar Bonilla

domingo, 31 de julio de 2022

El país de Benito

Al fin de cuentas este es el más grande regalo que nos da Benito: nos demuestra que es posible triunfar bajo nuestros propios términos y que podemos conquistar el mundo sin abandonar nuestro sueño de país, escribe Yarimar Bonilla

sábado, 20 de marzo de 2021

Las turistas “aterradoras”

En lugar de enfocarnos en el tipo de turismo que nos está llegando, deberíamos quizás reflexionar sobre cómo el turismo representa un acto violento en sí, basado en imaginarios racistas y sexistas, escribe Yarimar Bonilla

sábado, 28 de noviembre de 2020

Porra Ej

Si alguien se atreviera a decirle a mi abuela que botó su voto, o que las elecciones no cambiaron nada, seguramente se les reiría en la cara y les diría con una sonrisa, ¡Porra ej!, escribe Yarimar Bonilla

martes, 13 de octubre de 2020

Espatarrémonos

Yarimar Bonilla declara: “Queremos sentarnos sin tener que cruzar las piernas, sentir la brisa por donde nos plazca, y disfrutar la vida a pata suelta sin tener que ser responsables de los que tratan nuestros cuerpos como objetos de lujuria, o peor, propiedad ajena”

💬Ver comentarios
Popular en la Comunidad

Ups...

Nuestro sitio no es visible desde este navegador.

Te invitamos a descargar cualquiera de estos navegadores para ver nuestras noticias: