Eduardo Lalo
💬

Un futuro muy viejo

Hay hombres y mujeres que nacen viejos. Desde chicos y a lo largo de sus vidas permanecen iguales a sus padres y abuelos. Tienen canas lo mismo a los cinco que a los 50 años. La utilidad del tiempo vivido y el entendimiento que le viene asociado no parecen pasar por sus cuerpos. En Puerto Rico hay muchísimas personas deformadas por esta horma. Son repetidores de errores, viajeros en el tiempo que transportan de generación en generación embustes, intimidaciones y estupideces. Entre esta hueste, algunos llevan a cuestas sus apellidos como Sísifos complacidos y jubilosos, inconscientes de la tara que heredan de sus ancestros. No hay nada más caricaturesco que “un hijo de” o “un nieto de” en la política del bipartidismo puertorriqueño. Aparentemente, no abundan los vástagos con criterio propio y alguna cuota de rebeldía, dispuestos a renunciar a una herencia de privilegios y puertas abiertas. Las tribus del bipartidismo son aristocráticas y lo que les importa es mantener vivas las sucesiones: la del poder, la del error, la del engaño.

Otras columnas de Eduardo Lalo

sábado, 7 de noviembre de 2020

Pierluisi, el último

Quién sabe, a lo mejor Pierluisi es el último gobernador del bipartidismo o, mejor aún, puede ser que, en el futuro, no haya más Pierluisis en la gobernación. Es decir, no más colonizados, no más aficionados al videojuego de la estadidad, escribe Eduardo Lalo

sábado, 3 de octubre de 2020

La última elección del bipartidismo

Quizá esta elección sea la última en que domine el bipartidismo. Ya no hay agrupaciones políticas mayoritarias. Las encuestas ponen la lucha de los candidatos del bipartidismo con un tope de 37% para el ganador, escribe Eduardo Lalo

sábado, 19 de septiembre de 2020

El voto más poderoso

Eduardo Lalo declara que, en tiempos excepcionales, Rosselló y Vázquez, los miembros de su partido y sus socios profesionales y empresariales, hicieron lo que saben hacer: gobernar para unos pocos

sábado, 5 de septiembre de 2020

51 letras

Alerto a los lectores que los títulos mencionados son tan solo unos pocos de la verdadera catarata de interés y reflexión que la proximidad de la estadidad puertorriqueña ha desatado en el orbe entero, escribe Eduardo Lalo

 

Ups...

Nuestro sitio no es visible desde este navegador.

Te invitamos a descargar cualquiera de estos navegadores para ver nuestras noticias: