Isla en su tinta

lock

Pierluisi, el último

Quién sabe, a lo mejor Pierluisi es el último gobernador del bipartidismo o, mejor aún, puede ser que, en el futuro, no haya más Pierluisis en la gobernación. Es decir, no más colonizados, no más aficionados al videojuego de la estadidad, escribe Eduardo Lalo

lock

Un futuro muy viejo

Contrario a la imagen que se esgrime a menudo, el bipartidismo no nos ha infantilizado, sino que nos han envejecido. La colonia y sus beneficiados nos han despojado de la vitalidad y la lozanía, escribe Eduardo Lalo

lock

La última elección del bipartidismo

Quizá esta elección sea la última en que domine el bipartidismo. Ya no hay agrupaciones políticas mayoritarias. Las encuestas ponen la lucha de los candidatos del bipartidismo con un tope de 37% para el ganador, escribe Eduardo Lalo

lock

El voto más poderoso

Eduardo Lalo declara que, en tiempos excepcionales, Rosselló y Vázquez, los miembros de su partido y sus socios profesionales y empresariales, hicieron lo que saben hacer: gobernar para unos pocos

lock

51 letras

Alerto a los lectores que los títulos mencionados son tan solo unos pocos de la verdadera catarata de interés y reflexión que la proximidad de la estadidad puertorriqueña ha desatado en el orbe entero, escribe Eduardo Lalo

lock

Los amantes de las torturas

La era del bipartidismo ya terminó, pero hay ‘amantes de las torturas’ que prefieren el cilicio a reconocer que los engañaron y usaron, que los masticaron y los escupieron. Los finales son siempre demasiado largos, escribe Eduardo Lalo

lock

Las “ultimarias”

Los cinco candidatos son continuadores del desastre que conocemos y llegarán al poder si en noviembre el pueblo puertorriqueño vuelve a hacerse un retrato abyecto. Ojalá estas primarias se conviertan en las ‘ultimarias’ de nuestra complicidad y nuestro embrutecimiento, dice Eduardo Lalo

lock

Es mucha la necesidad y no estamos ciegos

La realización en un país quebrado y en estado de emergencia de esta primaria demócrata equivale a otra radiografía, similar a los tres chats de este cuatrienio, de una casta bipartita para la que no somos nada, escribe Eduardo Lalo

lock

Bye Bye Estadity

En la práctica, el horizonte político del PNP es una alcaldía. Sus gobernadores no han sido más que alcaldes del municipio con más presupuesto, dice Eduardo Lalo

lock

Entre la ruina y el escombro

En la calle Simón Madera, como en casi cualquier calzada de lo urbanizado en Puerto Rico, perviven bajo un sol cruel las consecuencias de un enjambre de sueños vacuos y dementes: la fantasía de una colonia feliz y próspera, escribe Eduardo Lalo

Ups...

Nuestro sitio no es visible desde este navegador.

Te invitamos a descargar cualquiera de estos navegadores para ver nuestras noticias: