Ángel A. Crespo Ortiz

Punto de vista

Por Ángel A. Crespo Ortiz
💬

A rescatar el concepto de la Defensa Civil

Tiembla la tierra, se escucha un rugido ensordecedor, se dispara el pulso, unos corren, otros se agachan. De esta manera comenzaron a manifestarse una secuencia de sismos el 28 de diciembre de 2019 en el suroeste de Puerto Rico. Entonces llega el día más esperado de nuestras festividades, el día de los Reyes Magos. El 6 de enero de 2020 ocurre un sismo el cual nadie preveía que sería el preludio al día que por décadas los académicos y expertos en el tema nos advertían. Un sismo mayor a 6 grados en la escala Richter. Sucede que cada 83 años, en promedio, desde que contamos con historia sísmica documentada, han ocurrido fuertes sismos que han causado graves daños a nuestra isla. Por 102 años no experimentamos ninguno de esa magnitud hasta que el 7 de enero de 2020 nos despertamos con esa sensación de impotencia, vulnerabilidad e incertidumbre.

Importantes voces con credenciales impecables, pero sobre todo con la pericia y experiencia, se han hecho eco de lo que está sucediendo y qué ajustes hay que hacer. El profesor José Molinelli y la señora Christa Von Hillebrandt-Andrade han desarrollado folletos y columnas de opinión y han participado de una variedad de entrevistas en las que podemos ver cómo prepararnos, construir y evaluar nuestros riesgos sísmicos.

Respondiendo a este incidente, me muestra un buen parroquiano en Yauco una foto colgada en las redes sociales con miles de vehículos; “pickups”, vanes, camiones. Todos cargados con suministros en un tapón y caravana en dirección de Ponce a Peñuelas, Guánica, Guayanilla, Peñuelas y Yauco. 

Esa imagen me trajo a la mente un concepto lamentablemente olvidado en nuestro país, la Defensa Civil. La Defensa Civil fue la manera en que miles de voluntarios con una insignia blanca, azul y roja vigilaban y respondían a todo evento antrópico que amenazara el vecindario. Vigilaban las crecidas de los ríos y machete en mano rescataban a la gente en situaciones de peligro. Aunque eran gente humilde, muchas veces con poca escolaridad, y en otros casos personas con formación en diversas capacidades, eran parte de una red coordinada en principio por el ejército y los alcaldes. La historia de la Defensa Civil, junto al Cuerpo de Bomberos, sin lugar a dudas ha escrito las páginas más heroicas de nuestra historia. 

La Defensa Civil contaba con un brazo operacional de voluntarios. Estos hombres y mujeres de todas las comunidades y sectores se agrupaban y eran capaces de llevar a cabo todo esfuerzo necesario para responder a escenarios complejos, tales como la inundación del Río Humacao en 1960, el deslave de Mameyes en 1985, el huracán Hugo en 1989, el huracán Hortensia en 1996, la explosión de Humberto Vidal en 1996 y el huracán Georges en 1998.

¿Qué pasó con la Defensa Civil? Con la evolución de los incidentes el gobierno de los Estados Unidos estableció la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) en los años 70. En 1999 se firma la ley 211 para derogar la Defensa Civil y establecer la Agencia Estatal para el Manejo de Emergencias y Administración de Desastres. Esta ley convierte la Agencia en la contraparte estatal de FEMA. 

El concepto de Defensa Civil comenzó extinguirse y surgen los grupos CERT (Community Emergency Response Team). Es aquí donde puedo ver la mayor necesidad en la preparación de Puerto Rico como Jurisdicción para Responder ante Incidentes y Desastres. Ocurrió en María y ahora con los sismos. La comunidad no está organizada y algunos esperan que el gobierno resuelva todo.

La comunidad ha despertado y ha elevado su voz. Quieren responder, quieren ayudar y no quieren canalizar sus recursos a través del gobierno. El pueblo quiere protegerse, defenderse y proteger y defender a sus semejantes. Esto precisamente es Defensa Civil y esa es la clave. Hay que retomar el concepto desde los barrios, sectores, empresas, organizaciones de base de fe y los alcaldes y alcaldesas. Es en la comunidad donde podemos defendernos. Los seres humanos somos capaces de adaptarnos a todo, pero sobre todo somos capaces de unirnos, de hacer causa común y protegernos ante todo tipo de escenario.


Otras columnas de Ángel A. Crespo Ortiz

lunes, 20 de enero de 2020

Manejo de emergencias: volver a lo básico

Ángel Crespo elogia la designación de Nino Correa y reclama volver a lo básico para procurar las adecuadas operaciones sobre manejo de emergencias en el gobierno

martes, 24 de septiembre de 2019

Lo que implican Karen y el sismo de anoche

A raíz del sismo experimentado la noche del lunes y la tormenta Karen que propicia lluvia intensa en todo el país, Ángel Crespo recalca la necesidad de preparación doméstica para fenómenos extremos