Cezanne Cardona Morales
💬

Aguacates dispersos

La gastronomía nunca es inocente. Y parece mentira que, en la desopilante antología de la corrupción de estos últimos años, no se asome tan siquiera una de esas mini alcapurrias gourmet o esas bolitas de mofongo mojaditas en mayo-kétchup. Son notorios, en cambio, los objetos. En los pliegos acusatorios y conferencias de prensa del FBI, nos cuentan sobre las cajas de zapatos llenas de dinero, boletos de viajes, gabanes, carteras de diseñador, taquillas para conciertos, pero nunca nos describen el menú de los comensales, los aperitivos de elevada glotonería, la carne encajada en los premolares o los restaurantes que escenifican la culterana extorsión.

Otras columnas de Cezanne Cardona Morales

sábado, 17 de abril de 2021

Tolstói y nosotros

Llevan décadas arrancando el mismo cardo, alabándose como flores de zanja, alargando esos cinco minutos de supuesta gloria, y han convertido el asunto del estatus en una feria agrícola: nuestro más caro jardín ideológico, escribe Cezanne Cardona Morales

sábado, 10 de abril de 2021

País a tiempo parcial

Ya sea aquí o en el norte, las grandes compañías sienten que están haciéndole un favor a los empleados por darles trabajo a jubilados con futuros expropiados, dice Cezanne Cardona Morales

sábado, 3 de abril de 2021

Retrotopías

La nostalgia se vuelve tirana cuando regenera pasados que nunca fueron o revisita utopías en terreno ajena, escribe Cezanne Cardona Morales

sábado, 27 de marzo de 2021

Me alquilo para mirar

Mirar no es tan difícil si uno sigue el tierno argumento de John Berger: la vista llega antes que las palabras; el niño mira antes de hablar, dice Cezanne Cardona

💬Ver comentarios
Popular en la Comunidad

Ups...

Nuestro sitio no es visible desde este navegador.

Te invitamos a descargar cualquiera de estos navegadores para ver nuestras noticias: