💬

Aprendamos del pasado: el plan de salud Arbona

Dicen que todo tiempo pasado fue mejor. Nada más lejos de la verdad. Durante el siglo 19 y principios del siglo 20 la edad promedio de las personas no llegaba a 30 años y la mortalidad neonatal e infantil era sumamente alta. Nuestras abuelas hablaban con dolor de los hijos que no habían llegado a la adolescencia. La malnutrición, las enfermedades infecciosas producidas por parásitos, infecciones bacterianas y virus eran altísimas. Las muertes relacionadas al parto eran comunes y las condiciones neurológicas y psiquiátricas se diagnosticaban demasiado tarde y su manejo era errático, por no decir ausente.