José D. Quiles Rosas

Punto de vista

Por José D. Quiles Rosas
💬

Balance y calidad en nuestro Béisbol Doble A

Al asumir la presidencia de la Federación de Béisbol en noviembre de 2012, conocía los retos que enfrentaría. Nunca se puede complacer a todos, siempre existirán críticas, elogios y señalamientos por las decisiones que se tomen. Todo es según el cristal con el que se mira. Tengo la certeza de que cada postura que he tomado ha sido pensando en el bien del béisbol, de la institución que presido y respetando la voluntad de la Junta de Directores, compuesta por los apoderados de las franquicias, ciudadanos que dedican horas de esfuerzo y sacrificio para darle taller a más de 1,070 jugadores y sano entretenimiento al pueblo puertorriqueño.

Como todo en la vida, tengo mis aciertos y desaciertos. Me enorgullece ser el presidente de una organización que goza del respeto y reconocimiento de la mayoría del país, con dos subcampeonatos a nivel mundial (2013 y 2017) y que tiene el torneo superior federativo más grande de Puerto Rico.

El Béisbol Superior Doble A cuenta con más de 80 años de historia. Contra viento y marea se ha mantenido en pie. Ni huracanes ni temblores han interrumpido su curso. Desde que me convertí en presidente, ningún equipo ha logrado revalidar como campeón. No existe un torneo superior más balanceado y competitivo que el de nuestra Federación. Seis temporadas consecutivas con seis campeones distintos. Atrás quedaron las rachas de tres y cuatro temporadas con un mismo ganador. No es casualidad. Cada equipo busca cómo mejorar su plantilla y desarrollar sus jugadores. Dos claros ejemplos de progreso significativo son los equipos Toritos de Cayey y Mulos de Juncos.

Cayey no clasificó a la postemporada del 2016, se reorganizó y levantó el trofeo de campeón dos años después. De igual manera, Juncos quedó fuera de contienda y no entró a las semifinales de sección en 2017. Todos sabemos qué sucedió dos años más tarde.

Este año, las franquicias de San Lorenzo, Barceloneta y Río Grande comenzaron con buen paso. Las tres ocuparon el sótano de sus respectivas secciones. Reorganizaron sus plantillas, levantaron el talento joven y hoy cosechan buenos frutos.

La única franquicia sin mejoría significativa es Comerío, una de las más emblemáticas de nuestra Federación, con una de las mejores fanaticadas. Lamentablemente, en los últimos años el equipo no ha logrado la estabilidad necesaria para organizar una plantilla competitiva a largo plazo. Confiamos que el regreso a su casa, el estadio Carlos Bonet, les brinde el empuje necesario para levantarse.

Debo reconocer la aportación que han brindado los jugadores con experiencia profesional a nuestro torneo. En los años 2014 y 2015 nos vimos a punto de ser desafiliados por limitar la participación de estos peloteros en nuestro torneo. Defendí a capa y espada la determinación aprobada por los apoderados, pero al final tomamos la decisión correcta en bienestar de la institución. 

Han hecho de la Doble A un torneo de más alto nivel. Aunque apenas representan un 10% de los participantes, los jugadores con experiencia profesional han impactado positivamente en la competencia, elevan el rendimiento del resto de los peloteros y nos permiten hacer un mejor escogido para el Equipo Nacional. Es esa la receta del éxito, con medallas de oro en Centroamericanos y Panamericanos en años consecutivos, logro nunca antes visto en nuestra Federación.

Nos veremos en los estadios.


Otras columnas de José D. Quiles Rosas

sábado, 17 de agosto de 2019

Es el turno de Las Nuestras

A través del béisbol femenino logramos resaltar y reafirmar el mensaje de equidad en el deporte: darles la misma oportunidad a las féminas

miércoles, 7 de agosto de 2019

Un oro invicto que marca historia

José Daniel Quiles Rosas, presidente Federación de Béisbol de Puerto Rico, destaca la importancia del triunfo del equipo de béisbol de Puerto Rico, nuevo campeón panamericano en el deporte rey

lunes, 25 de marzo de 2019

Por Clemente y el deporte

José D. Quiles Rosas, presidente de la Federación de Béisbol, defiende la participación de la delegación boricua en la Serie Internacional de Béisbol entre Nicaragua y Puerto Rico