Mercedes Martínez Padilla
💬

Con los estudiantes y la UPR

No hay causa más pertinente para un pueblo que lucha por levantarse, que la defensa de la educación de sus jóvenes y niños. Es sobre un proyecto educativo sólido, diverso y accesible que puede edificarse un país con nuevas esperanzas.

Esto es más evidente hoy, cuando nuestros estudiantes salen a defender la Universidad de Puerto Rico (UPR) de las crudas medidas de austeridad que pretende imponer la Junta de Control Fiscal federal y el gobierno. Como educadores comprometidos no podemos hacer otra cosa que estar con ellos.

La Junta le exigió a la UPR un monumental recorte presupuestario de $450 millones que obligará a cerrar recintos, despedir profesores y empleados, aumentar dramáticamente las matrículas y reducir la oferta académica. Significará, si no lo detenemos, desmantelar la Universidad y negarle acceso a la educación superior a miles de estudiantes.

Los recintos, escuelas, terrenos y servicios se entregarán a la empresa privada y perderemos uno de los activos más valiosos que tenemos como sociedad.

Las demandas de los estudiantes son claras: que no se recorte el presupuesto de la Universidad, que se audite la deuda del País, que se apruebe una reforma universitaria y que no se sancione a ningún estudiante por ejercer su derecho democrático a protestar.

La ofensiva del gobierno y la Junta contra la educación es arrolladora. Significa la muerte de la UPR y el derrumbe del sistema de educación pública de la isla. En el Departamento de Educación se han propuesto como meta ahorrar unos $300 millones para destinarlos al pago de la deuda con los bonistas. Se trata de un ataque generalizado contra la educación de nuestra gente.

Y es que Puerto Rico está cada día más dividido sobre a que intereses responde. Vivimos un claro conflicto donde los intereses de los bonistas, banqueros y empresarios se anteponen a los de la gente.

Nos quitan derechos laborales, recortan beneficios y servicios, aumentan impuestos y tarifas y nos piden sacrificios para darle incentivos, grandes salarios y ventajas a los poderosos. Hemos sacrificado mucho, pero son insaciables. Quieren más.

Esto contrasta con la manera festinada como la Junta de Control Fiscal dilapida los fondos públicos en suntuosos salarios, grandes cenas y hoteles de lujo.

El organismo federal nombró a Natalie Jeresko como directora ejecutiva con un salario de$625,000 anuales más otros gastos. Citigroup le brinda servicios de asesoría sobre los planes de reestructuración de la deuda a razón de $250,000 mensuales. El bufete McKinsey & Company facturará $3.75 millones y la firma legal Proskauer Rose cobrará a base de $1,000. por hora. Se trata de una verdadera jauja donde distintas empresas pretenden enriquecerse llevándonos a la miseria.

En el caso de las escuelas públicas, el gobierno anunció el cierre de 370 planteles que implicará el desmantelamiento del sistema educativo, el hacinamiento de estudiantes y el despido demiles de maestros transitorios.

La Federación de Maestros tiene este viernes 31 de marzo, a las 3:30pm en el Departamento de Educación una manifestación en defensa de la educación pública junto a otras organizaciones magisteriales. La lucha de los universitarios y la nuestra es una y sus reclamos estarán presentes.

La Secretaria de Educación, Julia Keleher es parte de la Junta de Gobierno de la UPR. Debe exprese contra los recortes abusivos que la Junta de Control Fiscal desea imponerle a la Universidad.

La Universidad está en peligro. Nunca se ha perdido un semestre producto de una huelga, nunca la UPR ha perdido su acreditación a causa de las luchas estudiantiles. Lo que si pone en peligro la acreditación de la UPR y su existencia misma son los recortes masivos que la obligarían a limitar su oferta académica y la harían inoperante e inaccesible.

Defendemos el acceso de los niños y jóvenes a una educación de calidad como el instrumento para la superación individual y colectiva. La escuela pública y la Universidad es la herramienta principal para construir un mejor país. Por eso estaremos junto a los universitarios en esta batalla.

Otras columnas de Mercedes Martínez Padilla

sábado, 10 de agosto de 2019

Por la educación de nuestros niños y los derechos del magisterio

Este será un año de lucha. Hemos probado que si hay unidad, voluntad y persistencia, venceremosIniciamos un nuevo año escolar que será de lucha en defensa de la educación pública, los derechos del magisterio y nuestro estudiantado. Los maestros y maestras somos el instrumento que permite edificar la vida de nuestros niños y jóvenes y, de esa manera, el futuro del país. Puerto Rico ha atravesado este verano por una de las jornadas más gloriosas de nuestra historia. La gente se unió, luchó como nunca, utilizando las formas más diversas y triunfó. Hicimos realidad la consigna “El pueblo unido, jamás será vencido”. Los eventos recientes reverdecen las esperanzas de un pueblo que anhela una sociedad distinta, libre de corrupción, de la prepotencia y arrogancia de los gobernantes y sus secuaces. Nuestro sindicato participó de manera destacada de la jornada en la que todo el país se levantó a reclamar respeto de sus gobernantes, el cese de la corrupción y una gobernanza limpia y transparente. En cada evento estu

martes, 2 de abril de 2019

Es hora de sentarse a hablar con los maestros

La presidenta de la Federación de Maestros, Mercedes Martínez Padilla, afirma que la salida de Julia Keleher del Departamento de Educación es una buena noticia