Orlando Parga
💬

Cuando Caín se mete a político

Desde los relatos del Viejo Testamento de Caín y Abel la violencia entre hermanos queda plasmada como acto oprobioso deshumanizante. Las guerras civiles – la de Estados Unidos costó más de un millón de estadounidenses y la de España medio millón de españoles – dejaron resabios que todavía se arrastran en el Siglo XXI porque es sangre derramada entre hermanos. Lo mismo sucede en la política puertorriqueña cuando hay pugna de candidaturas y la campaña de primarias se transforma en sangriento campo de guerra civil.  Trágicamente, esto anda ocurriendo en ambos partidos principales progresista y popular, con aspirantes a la gobernación a los que la pandemia impide el parrandeo político sin inhibirles del acuchillamiento fratricida.

Otras columnas de Orlando Parga

miércoles, 14 de octubre de 2020

Con la fuerza del voto presidencial

Puerto Rico es una cantera de votos que puede impactar el resultado de la carrera presidencial, y cuyos delegados al Congreso pueden alterar el balance de poderes entre demócratas y republicanos, escribe Orlando Parga

martes, 13 de octubre de 2020

La retranca económica contra la estadidad

La abundancia económica para todas las estratas sociales no se consigue con la mano extendida y suplicante de la colonia sino con el mollero de la igualdad política, dice Orlando Parga

sábado, 10 de octubre de 2020

La mediocre campaña del 2020

La campaña política 2020 podría ser el sueño de estrategas y publicistas. Era la oportunidad perfecta para ganarse los votos con talento creativo. Sin embargo, francamente, esta campaña aburre, dice Orlando Parga

 

Ups...

Nuestro sitio no es visible desde este navegador.

Te invitamos a descargar cualquiera de estos navegadores para ver nuestras noticias: