Miguel Henrique Otero
💬

El circo Guinness y el pan con mortadela

Recordemos: la institución que hoy lleva el nombre de Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela nació en 1975, durante el primer gobierno de Carlos Andrés Pérez, del que recibió un enorme apoyo. José Antonio Abreu, hombre de indiscutibles capacidades persuasivas, concibió y puso en marcha aquel proyecto de gran envergadura, en un momento en que los ingresos que producía la renta petrolera eran enormes. Pérez y su gobierno ofrecieron la plataforma financiera y gubernamental que la idea merecía. Abreu sorprendía a sus interlocutores, no solo por la propuesta cuantitativa –una red de escuelas-orquestas diseminadas por el territorio– sino por un método pedagógico, ciertamente innovador, que permitía que, desde el comienzo, niños y jóvenes se iniciaran en la ejecución de los instrumentos.

Otras columnas de Miguel Henrique Otero

domingo, 7 de agosto de 2022

79 años de El Nacional de Venezuela: un enorme desafío por delante

La preocupación por el auge del populismo, izquierdista o no, en América Latina, necesita de medios de comunicación independientes, que se mantengan firmes en la defensa de los derechos a informar y a expresarse libremente, escribe Miguel Henrique Otero

domingo, 3 de julio de 2022

Habla Telefónica, habla Álvarez-Pallete

Telefónica de Venezuela tiene todo un expediente de acciones en contra de la convivencia, a pesar del reconocimiento, a pesar del palabrerío, a pesar de lo que diga Álvarez-Pallete en sus magistrales conferencias, escribe Miguel Henrique Otero

💬Ver comentarios
Popular en la Comunidad

Ups...

Nuestro sitio no es visible desde este navegador.

Te invitamos a descargar cualquiera de estos navegadores para ver nuestras noticias: