💬

El COVID-19 desenmascaró la timidez del “nuevo” Código Civil

Hace apenas unos meses, se hicieron públicas las enmiendas quirúrgicas que el Senado tuvo que hacer al Código Civil propuesto por la Cámara de Representantes, en un último y fútil intento de hacer que el controversial código fuera presentable en sociedad. Las enmiendas se centraron en ciertas propuestas de sectores fundamentalistas que pretenden detener el desarrollo y progreso social de Puerto Rico y que, abiertamente, codifican el discrimen. Sin embargo, las enmiendas del Senado no atendieron la principal deficiencia del Código Civil propuesto: ¡sus normas siguen siendo del siglo pasado! No atiende los problemas de la economía moderna.