Orlando Parga
💬

El desbarajuste del Partido Popular

El jíbaro puertorriqueño que por mísero jornal se ganó la vida trabajando el cañaveral de sol a sol, sirvió de inspiración del icónico símbolo de la “pava” que el Partido Popular Democrático (PPD) utilizó desde 1938 para identificarse con el humilde trabajador. Con el tiempo, los gobiernos populares liquidaron a la industria azucarera. Ya no hay cañaveral ni caña que cortar. El humilde jíbaro pasó a la historia, pero el símbolo sigue en propaganda y papeleta de gancho electorero. Tan desubicado de la realidad contemporánea de ese partido como para que, en día reciente, con supremo elitismo, el alcalde popular electo bajo esa insignia, Carlos López, escogiera insultar a su correligionario presidente de la cámara Rafael Hernández, llamándole “recogelatas”.

Otras columnas de Orlando Parga

lunes, 4 de julio de 2022

El pecado original y la manzana electoral

Ningún candidato a la gobernación, legislatura o alcaldías debería tener más dinero en su bolsa de campaña que el partido que lo parió, escribe Orlando Parga

💬Ver comentarios
Popular en la Comunidad

Ups...

Nuestro sitio no es visible desde este navegador.

Te invitamos a descargar cualquiera de estos navegadores para ver nuestras noticias: