Carlos M. Rodríguez

Punto de vista

Por Carlos M. Rodríguez
💬

El foco debe ser la manufactura avanzada

Desde mucho antes de que el New York Post publicara la columna en que sugiere la deseabilidad de que las farmacéuticas regresaran a Puerto Rico, la Asociación de Industriales de Puerto Rico (AIPR) ha estado explorando en todos los foros, tanto en la capital federal como con el gobierno local, las distintas opciones que hagan posible el fortalecimiento de toda la industria manufacturera en la isla, como la bio-farmacéutica, la de instrumentos médicos y otras.

La columna del New York Post menciona la oportunidad que se presenta en Puerto Rico de avanzar las iniciativas para expandir la base de manufactura, dada la necesidad de tener un suplido continuo para la seguridad nacional de productos farmacéuticos, debido a la pandemia que estamos enfrentando y sus efectos en el comercio global.

La sugerencia de atraer esa producción a territorio de Estados Unidos como una manera de reducir el riesgo de falta de suplido en momentos de necesidad parece ser muy sensata y, como Puerto Rico posee una excelencia probada en la manufactura bio-farmacéutica y farmacéutica por más de 60 años, es lógico pensar que sería el lugar idóneo para ubicar esa producción.

La proximidad física de nuestra isla a los Estados Unidos y el conocimiento de nuestros industriales de las regulaciones federales permiten que en momentos de crisis la manufactura y canales de distribución estén en manos de ciudadanos americanos vs. países remotos como China.

La pandemia que estamos experimentando no tiene precedentes en nuestra historia reciente y podemos aprender de ella para crear más resiliencia y mecanismos que ayuden a manejar situaciones similares en el futuro.

La prioridad de la AIPR es la seguridad y la salud del pueblo. Pero paralelo a esto, dirigir esfuerzos encaminados a reforzar las oportunidades para Puerto Rico, manteniendo una activa presencia en Washington. A la misma vez, continuar explorando opciones, como fueron las iniciativas para aprovechar medidas incorporadas en la reforma contributiva federal de diciembre de 2017 y recientemente nuestro apoyo a la exención del “air cargo”. 

La estrategia promocional de Puerto Rico necesariamente deberá enfocarse en la manufactura avanzada (“advanced manufacturing”) que es como se conoce a la manufactura que integra nuevas tecnologías e innovaciones, tanto en sus productos como en sus procesos.

La manufactura tradicional no dejará de existir en Puerto Rico, aunque sí necesitará transformaciones para mantenerse competitiva.  Entendemos que en esa nueva manufactura hay un futuro alentador. 

La AIPR está muy consciente de esto, y no cesará en sus esfuerzos de buscar todos los caminos posibles para fomentar la manufactura en la isla, de la cual el sector de bio-farmacéutica es un componente clave.

Esto debe ser un esfuerzo de todos, incluyendo elgobierno federal,local y las organizaciones que promulgan estas iniciativas, pues todos buscamos el mismo resultado: un desarrollo económico sostenible para Puerto Rico.




Otras columnas de Carlos M. Rodríguez

miércoles, 13 de noviembre de 2019

La importancia de la manufactura en Puerto Rico

Aun si el número de empleos fueran iguales en los sectores de la manufactura y el turismo, el impacto de la manufactura es muchísimo mayor que el de turismo, por ser los salarios mucho más altos, plantea Carlos M. Rodríguez